Autoridades de El Molino adoptan medidas para frenar alta accidentalidad de motocicletas

En El Molino existe un verdadero caos, con la circulación de motocicletas a cualquier hora del día, las cuales son conducidas por jóvenes, que le imprimen alta velocidad a sus pequeños vehículos, causando temor en los habitantes del municipio.

Según denuncias de la comunidad, el punto álgido de este problema, es en horas de la noche, cuando los motociclistas circulan raudos, sin las respectivas luces, por las calles molineras, sin que nadie los controle.

“Lo mismo sucede con algunos irresponsables mototaxistas, en su mayoría menores, que transportan pasajeros, en sus respectivos aparatos, sin utilizar las lámparas”, se quejó un transeúnte consultado por Diario del Norte.

Otra situación tiene que ver con los llamados ‘motociclistas suicidas’, tanto de El Molino, como de Villanueva, San Juan del Cesar y otros lugares del Sur del Departamento, que  han tomado la costumbre de reunirse en horas nocturnas, en diferentes sitios de la carretera nacional, con el propósito  de realizar peligrosas  competencias,  exponiendo sus vidas y las de otros.

Las autoridades policivas de los tres municipios mencionados, hacen un llamado a los progenitores de los menores dedicados a esta práctica, para que tomen cartas en el asunto y evitar una tragedia irreparable. 

Precisamente en temas relacionados con accidentes donde se han visto involucradas motocicletas, se ha reportado por parte de la Estación de Policía local, que  tres personas han resultado heridas en los últimos días y cerca de 12 en los últimos meses.

Cabe anotar que precisamente a razón de la alta accidentalidad que se registra, fue dado a conocer el decreto 197, firmado por el alcalde Juan Pablo Vega Escobar, por medio del cual se toman medidas de restricción vehicular en esta localidad sureña.

Entre las nuevas disposiciones adoptadas y de obligatorio cumplimiento se destacan: se restringe la circulación de motos, motocicletas con carruajes y vehículos de carga pesada en el casco urbano, desde las 9:00 a.m hasta las 5:00 a.m del día siguiente. Se estipula una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora y no se permitirán parrilleros en moto durante el horario de las 8:00 p.m   hasta las 5:00 a.m del siguiente día.