Camaroneros instalaron un punto de control de vehículos en la entrada del corregimiento

Camarones es el corregimiento más grande y conocido de Riohacha. Sus habitantes viven del transporte informal, la pesca y el turismo. No obstante, con la pandemia por el Covid-19, muchos de sus residentes esperan que el virus no llegue a la localidad.

Para ello implementaron controles a vehículos que entran y salen del corregimiento para que así se puedan establecer medidas de prevención contra la Covid-19.

“Los ediles de Camarones, en compañía de la corregidora, presidente de Junta, Policía y líderes de la comunidad, hablamos sobre punto de desinfección y control que estará en Camarones y otras medidas que servirán de prevención del coronavirus”, indicó una fuente.

Ante eso decidieron implementar el punto de atención en la entrada principal de Camarones, para tener el control de las personas que llegan y salen del pueblo.

“Se espera que la Alcaldía de Riohacha pueda vincularse a esta iniciativa con el apoyo de elementos de bioseguridad y para lavado de manos y desinfección de los carros, además con personal de la salud para poder tomar la temperatura a las personas”, sostuvo la fuente.

En ese sentido, hicieron un llamado a la comunidad para que sigan respetando y acatando las medidas que vienen implementando para combatir la llegada del Covid–19 al corregimiento.