Caza y comercialización de monos aulladores está provocando desequilibrio ambiental en La Guajira

El grupo de ecosistemas y biodiversidad responsable de la fauna silvestre de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira – Corpoguajira- informó que en lo que va del año ha recibido el ingreso de 7 crías de monos aulladores (Alouatta seniculus), los cuales han sido arrebatados de sus madres por personas que se dedican a la caza y comercialización de estas especies, particularmente en las vías entre Riohacha y Maicao, causando un perjuicio ambiental al ecosistema y afectando el inventario de estos individuos que hacen parte de la belleza del paisaje en todas las riveras de los ríos de esta zona baja de La Guajira.

Los monos aulladores cumplen una gran importancia ecológica debido a que son excelentes diseminadores de semillas. En sus desplazamientos diarios transportan semillas de los bosques hasta las plantaciones, aportando así a la regeneración natural y el enriquecimiento de estos espacios.

Por lo anterior, la autoridad ambiental hace un llamado a los guajiros para que no compren fauna silvestre y denuncien los sitios dónde se está realizando esta actividad ilícita. De igual manera, Corpoguajira invita a la comunidad a seguir aumentado la sensibilidad hacia las especies en peligro, informar de la tenencia, caza y venta, para promover la conservación y protección de los recursos naturales, en especial aquellas especies que se encuentran amenazadas.

Durante las últimas horas dos monos aulladores bebes fueron puestos a disposición de la Corporación para ser devueltos a su hábitat, lo que da cuenta de la conciencia que tienen algunas personas con la conservación y preservación de las especies.