Cerrejón anuncia cambios estructurales y despido del 25% de empleados en cargos altos y medios

Justificando la baja del precio del carbón en el último año lo que obliga a asegurar la sostenibilidad, Cerrejón anunció el retiro del 25% de sus trabajadores como parte de un “proceso de transformación y cambios en la estructura organizacional para hacerla más competitiva”.

A través de un comunicado de prensa, la empresa carbonífera precisó que era necesario reducir los costos salariales y para ello fue importante disminuir el número de cargos administrativos. “El 25% de las reducciones se dieron en el equipo directivo de vicepresidentes, gerentes, superintendentes y directores”, se lee en la comunicación.

De igual forma especificaron que el recorte se hizo en cargos de producción, analistas, supervisores, especialistas y coordinadores.

Por su parte Igor López Díaz, presidente de Sintracarbón, manifestó que la mesa de negociación colectiva de 2020 con los representantes de Cerrejón continúa, para lograr acuerdos después de más de un mes de discusiones.

“Hay unos mínimo y máximo en los que hay que moverse. Lo que estamos esperando es una actitud de la compañía para buscar el equilibrio que nos permita encontrar y asumir las posiciones en la mesa. Defendemos los beneficios a los trabajadores, puntos específicos que Cerrejón conoce. Y me preocupa que el tiempo va corriendo. El 7 de marzo se somete a votación si se va a tribunal”, expresó.

Explicó el directivo sindical que de no llegarse a un acuerdo, el próximo paso será ir a un tribunal de arbitramiento o una huelga como medida última de presión, aunque espera que todo se pueda resolver a través del diálogo.

“Tenemos que definir entre huelga y tribunal, después de esa fase nos quedan otros días más para definir si la decisión es huelga”, reiteró Díaz.

En el marco de la negociación que deberá concluir en 4 días, Sintracarbón ha recibido mensajes de solidaridad de diversas organizaciones gremiales.

“Los compañeros y compañeras de la Mesa social mineroenergética y ambiental por la paz, nos envían su voz de solidaridad, apoyando nuestro proceso de negociación colectiva frente a la multinacional Cerrejón”, anotó Igor Díaz.

Y agrega el mensaje de respaldo: “Para la mesa social mineroenergética y ambiental por la paz (Msmeya), de la cual hace parte Sintracarbón y otros sindicatos de la rama, conjuntamente con organizaciones de ambientalistas y comunitarias, los intereses de los trabajadores y los de las comunidades no son antagónicos, sino que por el contrario se deben unificar en sus iniciativas solidarizándose, luchando y defendiendo los derechos de los trabajadores y los de la naturaleza. Por lo anterior, rechazamos los intentos de la empresa por perpetuar los escenarios de precarización y desmejorar las condiciones laborales de sus trabajadores y trabajadoras. Así mismo, llamamos a Cerrejón a garantizar una negociación transparente que reconozca condiciones laborales y de vida dignas como las solicitadas por Sintracarbón en el pliego”.

Entretanto la plenaria dio la instrucción a la comisión negociadora de “mantenerse firme en la posición de defensa del pliego, pero también estudió lo necesario para prepararse para una posible huelga, en caso de que la empresa mantenga su posición intransigente”.

No obstante, Sintracarbón deja claro que buscan una salida concertada. “Bajo la premisa de no aceptar la renuncia a derechos laborales y convencionales, solo se llegará a acuerdos, si estos representan un incremento en los beneficios hacia los y las trabajadoras”.