Comunidad de Paraguachón con miedo por enfrentamientos armados cerca a ‘La Raya’

Luego de experimentar momentos de pánico por enfrentamientos que se registraron la tarde del pasado martes en el sector conocido como ‘Trocha la 80’ en territorio venezolano entre la Guardia del vecino país y bandas delincuenciales que operan en la zona, retornó la tranquilidad al fronterizo corregimiento de Paraguachón.

Aunque en la mañana del miércoles el comercio del sector volvió a tener el movimiento y afluencia de personas de manera normal, el comentario común es el pánico que se originó y lo vulnerable que se encuentra la población de frontera en un eventual enfrentamiento que logre traspasar los límites territoriales.

Los habitantes relatan lo sucedido y describen el miedo que el choque armado generó, pero nadie se atreve a hablar ya que aseguran que la situación de esta pequeña población es preocupante.

“Acá todo el mundo conoce por qué se dan estos enfrentamientos que no es el primero, pero que sí ha sido uno de los que causó más pánico por lo cerca que se escuchaban las balas. Para nadie es un secreto la lucha entre esas bandas por el dominio de las trochas para cobrar vacunas y extorsiones a viajeros que las utilizan para traer todo tipo de contrabando o simplemente personas que no tienen documentación legal y utilizan las diferentes trochas para llegar a Colombia”, expresaron.

Agregan que es de conocimiento público y de las autoridades esta situación, pero por ser en territorio venezolano existe ‘cierta tranquilidad’ del lado colombiano.

“Se han presentado hasta ahora en Venezuela, pero ayer al Ejército colombiano le tocó actuar e impedir que los delincuentes ingresaran a territorio nacional huyendo de la Guardia Venezolana, por eso este enfrentamiento preocupa porque los delincuentes estuvieron a punto de ingresar a ‘La Raya’ y las balas perdidas no preguntan”, comentaron.

Manifestaron además que no solo la situación del martes les preocupa. “Tenemos conocimiento que estas bandas ya quieren ingresar a Paraguachón y cobrar vacunas a los comerciantes de la zona, por eso es importante la presencia constante del Ejército y la inteligencia de la Policía Nacional para contrarrestar a estos bandidos”, precisó un morador del corregimiento.