Corpoguajira impulsa la restauración del río Cañas en el municipio de Dibulla

Para salvaguardar el recurso natural y las poblaciones aledañas, se intervendrá el cauce del río Cañas, una iniciativa de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira –Corpoguajira–.

El proyecto fue socializado a los pobladores del corregimiento de Mingueo, zona rural de Dibulla, que entre sus objetivos tiene darle solución a los problemas presentados por la alta tasa de sedimentos y la divagación del cauce en un amplio sector del río Cañas. El propósito es disminuir los efectos de las crecientes del afluente sobre las márgenes del cauce, facilitando el tránsito en su sector, previniendo la erosión en sus orillas y estableciendo un canal más estable.

Es bueno precisar que la sustracción de terreno al río para dedicarlo al uso agrícola y pecuario, la implantación de linderos elevados o construcción de estructuras para proteger los predios de las crecidas, ha creado un sistema fluvial inestable.

En ese sentido, el director de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira –Corpoguajira– Luis Medina Toro, en el marco de sus competencias se dio a la tarea de gestionar recursos para la ejecución del proyecto ‘Restauración geomorfológica de un tramo del río Cañas, corregimiento de Mingueo, Dibulla’.

El proyecto

La Unión Temporal del río Cañas es la empresa encargada de ejecutar el proyecto durante ocho meses, beneficiando a más de 1.000 personas residentes en Dibulla.

La Unión Temporal del río Cañas es una empresa direccionada a la transformación y el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades mediante la formulación de proyectos, diseño, construcción y ejecución de obras civiles.

La política integral de la organización apunta a la realización de obras civiles con calidad, amigables con el medio ambiente, entorno saludable y garantizando la protección integral de todos los empleados, contratistas y subcontratistas acorde a su estrategia integral.

En el desarrollo de las actividades que deben realizar, se encuentran la ejecución de obras preliminares como el manejo del agua que consiste en la construcción de obras hidráulicas necesarias para la desviación y/o manejo de la corriente del río, necesarias para las actividades de excavación o dragado del cauce; construcción de gaviones y acordonamiento de material lateral, de acuerdo con los lineamientos, pendientes y cotas indicadas en los planos del proyecto u ordenados por el interventor.

En el área ambiental trabajar en la restauración geomorfológica de un tramo del río Cañas en cumplimiento de legislación ambiental, protección ambiental, uso sostenible de los recursos naturales y al mejoramiento continuo.

La empresa se compromete a liderar la búsqueda de alternativas viables para obtener operaciones más limpias, promover la conservación de recursos naturales no renovables, el reciclaje y el manejo eco-eficiente de los residuos y de esa forma poder entregar a las generaciones futuras un planeta sano, habitable y con suficientes recursos.

En el plan de manejo socioambiental buscan establecer medidas para prevenir, mitigar, corregir o compensar los efectos e impactos ambientales negativos que puedan generarse sobre los componentes físico bióticos y socioculturales producto de las actividades de la restauración geomorfológica de un tramo del río Cañas.

El proyecto fue socializado a los pobladores de Mingueo, el cual busca darle solución a la alta cantidad de sedimento y divagación del cauce.

 

El director

El director de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira expresó que la institución sigue trabajando para lograr la restauración del río Cañas buscando salvaguardar su cauce.

Hizo un llamado a la comunidad para que se conviertan en los ojos del proyecto, con el propósito de que se cumpla cada uno de sus componentes y se logre el propósito que es la restauración del río Cañas.

Dijo que la comunidad es importante para trabajar en la preservación del medio ambiente, para lograr ese equilibrio que se está perdiendo por las malas prácticas como la deforestación de los árboles.

Los ríos

A medida que las inundaciones y las sequías perjudican a comunidades y países en todo el mundo, un informe de WWF destaca la capacidad de los ríos saludables para ayudar a mitigar estos desastres naturales, pero advierte que todos estos beneficios “ocultos” de los ríos podrían perderse si estos continúan siendo infravalorados e ignorados.

El informe Valorando los Ríos, publicado el día inaugural de la Semana Mundial del Agua en Estocolmo, describe cómo la estrecha visión tradicional de los ríos como fuentes primordiales de agua y energía pone en riesgo otros beneficios esenciales, desde la pesca de agua dulce hasta su papel como una defensa natural contra las inundaciones, además de los flujos de sedimentos que mantienen a los deltas del mundo por encima del nivel de los crecientes mares.

Si bien los ríos benefician directamente a millones de personas, a menudo se pasan por alto y siguen teniendo una baja prioridad para los tomadores de decisión, hasta que desaparezcan y ocurra una crisis.

En territorios como La Guajira, los ríos son muy importante para la calidad de vida de la población.

 

El informe demuestra cómo este limitado enfoque ha generado un alto costo a nivel global y podría resultar en pérdidas económicas aún mayores en el futuro. El 19% del PIB mundial proviene de las cuencas hidrológicas con un riesgo hídrico alto o muy alto, mientras que la mayoría de los grandes deltas del mundo, incluidos el Ganges, el Indo, el Mekong, el Nilo y el Yangtzé, se hunden y se encogen.

“El colapso de las pesquerías y la desaparición de deltas son solo dos ejemplos del daño colateral causado por nuestra incapacidad de valorar los ríos por todos sus diversos beneficios, y no solo por el agua que fluye en ellos”, dijo Stuart Orr, líder de Práctica de Agua Dulce para WWF.

“Necesitamos transformar urgentemente la forma en que valoramos y administramos nuestros ríos, o correremos el riesgo de socavar las economías y los esfuerzos mundiales para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible”, añadió.

Junto con su papel central en muchas culturas y religiones, el informe muestra que los ríos saludables, particularmente los ríos libres, proporcionan una gama de beneficios extremadamente valiosos y cada vez más vulnerables para las personas de todo el planeta:

• 2 mil millones de personas dependen directamente de los ríos para beber agua.

• 500 millones de personas viven en deltas que solo pueden ser sostenidos por los sedimentos de los ríos.

• El 25% de la producción mundial de alimentos depende de su agua.

• Al menos 12 millones de toneladas de peces de agua dulce son capturados cada año, proporcionando alimentos y medios de subsistencia a decenas de millones de personas.