Covid-19 tiene a los hospitales y clínicas de La Guajira al límite

El tercer pico de Covid-19 en Colombia ha sido particularmente agresivo con los departamentos de la costa Caribe colombiana, en especial Atlántico, Magdalena y La Guajira, departamentos donde los servicios sanitarios ya trabajan al máximo de su capacidad para atender a los infectados. En La Guajira, los centros asistenciales de Riohacha y Maicao atraviesan por serias dificultades para tratar a los contagiados, pues a la alta demanda hospitalaria, se suma la falta de algunos insumos necesarios para mantener a los enfermos más graves con vida.

En la capital departamental, dos de sus centros asistenciales más importantes anunciaron a la ciudadanía que ya tienen sus espacios de atención completamente ocupados. La clínica Cedes, decidió dejar de recibir a pacientes para atención de urgencias, porque “se encuentra colapsada”. En un comunicado dirigido al Crue y la Secretaría de Salud Departamental, la coordinadora médica Gloria Amparo Mesa Villanueva describe la dramática situación de la clínica en estos momentos: “En los consultorios de urgencias, en sala de reanimación 1 y 2, en sala de yesos, se encuentran pacientes con sospecha de Covid con requerimiento de oxígeno.  Estos no pueden pasar al Área de Observación Covid Adultos, pues allí se encuentran pacientes con orden de hospitalización.  Estos pacientes no han pasado a habitación en quinto piso por no tener camas disponibles. Por tal motivo no se puede prestar atención de urgencias a los pacientes que lleguen, a partir de este momento, mientras se reorganiza el servicio y salen remisiones de pacientes que tienen orden de hospitalización”.

Por su parte, la clínica Renacer también enfrenta problemas similares y por eso este lunes decidió declararse en emergencia. “Clínica renacer informa a toda la comunidad que actualmente decretamos emergencia funcional en los servicios de UCI Intensivos Covid y Hospitalización Covid, debido a que llegamos a su máximo nivel de ocupación motivo por el cual le solicitamos a todos nuestros pacientes comprensión”.

Y en Maicao la situación no es mejor. El doctor Aldrin Quintana, gerente de la Clínica Maicao, confirmó que el centro asistencial se quedó sin espacio para atender a más pacientes infectados con el Covid-19. “En este momento encontramos las 18 camas de UCI respiratorias llenas, no hay cupo, y la hospitalización también está llena. Tenemos varios pacientes en el servicio de urgencias”, dijo el galeno.

Además el doctor Quintana advirtió que ayer vio “un comunicado de Cedes. Y yo creo que si Cedes colapsó, en muy poco tiempo vamos a colapsar nosotros también. Ya nos sentimos agobiados por esta situación de pandemia”. El gerente reveló que el pasado domingo recibieron 40 solicitudes de las EPS para remitir pacientes, y no pudieron aprobar ninguna porque ya se quedaron sin lugar para ingresar a más.

Personal de la clínica Renacer, una de las más afectadas por la alta demanda de pacientes infectados con el Covid-19

“Me llamaron, conocidos y amigos pidiendo una cama UCI, pero nos tocó decirles con tristeza en el corazón que no hay cupo para atender a más pacientes”, dijo el doctor Quintana en su relato sobre la situación de la clínica Maicao.

El otro gran problema que enfrentan los hospitales, además de la saturación de sus UCI, es la falta de recursos para sostener la atención en los hospitales. “Hice un llamado al señor gobernador para que hiciera una sala de crisis y mirara la posibilidad de girarle a clínicas y hospitales recursos de lo que nos debe la Gobernación o que hiciera una mesa de trabajo e invitara a todas las EPS que le deben a clínicas y hospitales de La Guajira para que se pongan la mano en el corazón y nos gire recursos para solventar esta situación crítica que no es fácil. En un momento dado vamos a colapsar”.

A todo eso el doctor Quintana advirtió que “los medicamentos se están agotando porque por más que uno quiera los recursos no alcanzan para solventar esta crisis que de pronto la esperábamos y no la esperábamos, pero se dio y esto nos pone en un desequilibrio desde todos los puntos de vista”.

El gerente de la clínica Maicao denunció que les deben más de 10.000 millones de pesos y desde el inicio de la crisis no les han girado ningún peso de dicha deuda. El doctor Aldrin Quintana pide que les giren algo para poder comprar los medicamentos y equipos que les hacen falta. “Hoy nos toca comprar medicamentos al doble y al triple de lo que costaban, medicamentos que lo comprábamos a los laboratorios aun cuando el Gobierno Nacional dijo que los medicamentos no iban a incrementarse. Nos toca comprarlos al precio que los vendan porque entonces se lo venden al recurso en el momento”.

Entrevista con Aldrin Quintana, gerente de la Clínica Maicao.