Defensora de derechos humanos se reunió con autoridades tradicionales wayuú

Vital fue la visita de la defensora de derechos humanos, veedora en salud y directora nacional de la oficina de derechos humanos de Fundiheco representante de víctimas, Patricia Rivero, en Riohacha.

La defensora de derechos humanos se reunió con más de 70 autoridades tradicionales wayuú de Uribia, Maicao, Manaure y Riohacha para debatir sobre la actual situación de salud y cómo son atendidos los miembros de la población indigenista en La Guajira.

En la reunión realizada en un populoso hotel de Riohacha, también estuvieron presentes miembros de la Defensoría del Pueblo de La Guajira y defensores de derechos humanos de distintos municipios del Departamento.

Claro Cotes, miembro de la Defensoría del Pueblo en temas indígenas, indicó que “se debe tener mucha atención sobre el traslado de miembros wayuú a otros centros médicos de alta complejidad, hay muchos factores que no los benefician. Uno los entienden entonces cuando dice prefiero morir aquí en mi tierra que por allá tan lejos. Por lo menos que los traslados sean hasta Valledupar, porque estaban mandando a Envigado y otras ciudades lejanas y eso afecta a los indígenas wayuú”.

De igual manera la defensora de derechos humanos, Patricia Rivero, se pronunció tras la solicitud de las autoridades tradicionales.

“Hay una gran preocupación por el tema de la supuesta liquidación de Salud Vida, donde hay alrededor de más de 18 mil indígenas que se encuentran vinculados. Lo que vamos a hacer es a llevar estas inquietudes hasta el Ministerio de Salud, Supersalud y Presidencia de la República para que den una pronta respuesta. Los indígenas están pidiendo concertación, que los tengan en cuenta”, afirmó Patricia Rivero.

Por su parte, las autoridades tradicionales fueron claras y esperan que se les respete su autonomía como indígenas wayuú.

«Pedimos que se nos tengan en cuenta, fuimos a Bogotá, estuvimos dos días esperando que nos atendieran y por ello esta persona defensora de los derechos humanos nos atendió y va a llevar las peticiones a las autoridades en Bogotá. No tenemos problemas con Salud Vida, es una gran entidad prestadora de servicio de salud, pero sí necesitamos que nos tengan en cuenta si van a tomar una decisión y no sabemos qué pueda pasar con nosotros”, sostuvo una autoridad tradicional wayuú.

Las autoridades posteriormente de terminada la reunión realizaron un acta, donde cada una de estas firmaron un documento el cual será enviado por medio de la defensora de derechos humanos a entidades como el Ministerio de Salud, Supersalud, Presidencia de la República, Defensoría del Pueblo, entre otras, para que sepan las peticiones de los wayuú.