Detectan deficiencia en afiliación a servicios de salud en la población wiwa de La Guajira

Luego de que el líder de la etnia wiwa José Nakogui Malo, residente en la Sierra Nevada de Santa Marta, manifestara su descontento por la creación de la IPS Makushama, esta se defendió.

Según Héctor Martínez, representante de la institución prestadora de los servicios de salud, es una IPS que nació en el 2018 en San Juan del Cesar, para prestarle servicio de salud no solamente a la población indígena sino a toda la población de La Guajira que lo necesitara.

Aseguró que desde principios de 2020, por solicitud de las autoridades tradicionales de varias etnias, entre esas la wiwa, prestan algunos servicios en ese territorio.

“Como consta en unas actas que tenemos del 2 y 3 de noviembre de 2019, le solicitaron a la EPS (Dusakawi) que nosotros como hacíamos parte de la red de prestadoras de servicios, le prestáramos algunos servicios de salud dentro de los territorios, es así como iniciamos desde hace 7 meses a brindarle todos los servicios a las comunidades dentro de los territorios y hasta el día de hoy hemos llevado todo el tema medicina general, odontología, psicología, nutrición, vacunación, incluso medicina especializada como ginecólogos, internistas, pediatras”, agregó.

Sin embargo, aclaró que encontraron descuido en algunas comunidades.

“Makusama salud IPS no tiene ningún usuario cargado a su base de datos, nosotros como prestadores de servicios solamente le prestamos servicios a quienes estén cargados en la base de datos, pero la preocupación grave es que encontramos según un censo, es que de 400 habitantes que existen en una comunidad solamente se encuentra afiliados a salud 85 personas, es decir, el 20 por ciento de la población y están afiliadas a cinco EPS distintas”.

Por su parte, en la comunidad del líder José Nakogui Malo, de 274 habitantes solamente 36 personas están afiliadas al sistema de seguridad social y divididas en siete EPS.