Distrito garantiza terminación de la vía que comunica hacia Cucurumana: en diez meses entregarán la obra

Mucha polémica generó la inauguración de la vía que comunica hacia Cucurumana, en zona rural de Riohacha, pues aún falta por terminar un tramo, en el que se incluyen dos puentes.

Al respecto, el Distrito, la interventora y la contratista realizaron un recorrido por el tramo que falta por terminar, e informaron que ya se encuentran realizando las labores de terminación de la obra, que tiene como objeto la ‘reconstrucción de puentes y acceso en la vía que comunica la comunidad indígena de Cucurumana con la Troncal del Caribe.

Sobre esto, el secretario de Infraestructura y Servicios Públicos de Riohacha, Samir Cardozo, aclaró la situación que generó la polémica luego que la Gobernación de La Guajira inaugurara la vía hace una semana.

“Tenemos un proyecto en ejecución el cual está contemplado realizar la segunda etapa del proyecto que es realizar este anillo que va a beneficiar a muchas comunidades indígenas de Cucurumana. Recibimos por parte del Departamento una obra que se contempló realizar una pavimentación flexible, la cual el Distrito recibió, además contratamos otras actividades fuera del contrato establecido por el departamento de La Guajira, por eso en aras de coadyudar para que el proceso estuviese completo y que beneficiara a las comunidad. Hicimos la evolución haciendo la segunda etapa para contratar algo que no estaba en la primera fase. El contratista está realizando las actividades pertinentes y terminar la obra, se espera que en junio de 2020 esté terminada la obra para el beneficio de las comunidades”, afirmó Samir Cardozo, secretario de Infraestructuras y Servicios Públicos de Riohacha.

Sobre si la obra está garantizada, teniendo en cuenta la entrada de un nuevo gobierno al Distrito de Riohacha, el funcionario indicó que si.

“Está garantizada, los recursos están disponibles. Se construirán los dos puentes, además un tramo de la vía que no se realizó, pero ya todo está contratado y el contratista está en ejecución y tenemos garantizado para que la siguiente administración vele porque se ejecuten las obras de acuerdo al contrato. La distancia que hace falta por ejecutar son 700 metros lineales que se van a realizar con las técnicas pertinentes y así las comunidades se beneficien con esta obra”, aseveró Samir Cardozo.

De igual manera, se pronunció Miguel García Román, director del proyecto del 472 del 2019, de reconstrucción de puentes y acceso a la comunidad de Cucurumana.

“El proyecto tiene un valor de 5 mil millones de pesos, contempla dos puentes: uno de 25 y 12 metros lineales, ambos de 4 mil PCI resistencia a la comprensión, concreto de alta resistencia y vía de empalme de 700 metros lineales de pavimento flexible con 8 centímetros de espesor, con obra de protección de gaviones, señalización vial, protección a las barandas y paso peatonal. Son alrededor de diez meses, estamos en la etapa de localización y replanteo, estamos en los parámetros establecidos de la programación, ya hicimos vectores de fauna y flora, hicimos el plan de manejo de tráfico y estamos a la espera de la respuesta de Corpogujaira para la intervención en el río Quiebradita por el tema del cauce”, sostuvo Miguel García Román, director del proyecto del 472 del 2019.

Además, el funcionario indicó que en esta obra se encuentran trabajando personas de la etnia wayuú de la zona de influencia donde se realiza la obra.

“El 100% de la mano de obra no calificada son indígenas, y la calificada son maestros de obras, operadores, con conocimiento. Pero se le está vinculando a las personas del sector indígena donde se realiza la obra, casi en un 100%”, acotó García Román.

Sin embargo, para los líderes del sector de Cucurumana, es vital e importante la intervención de las autoridades, pues desde hace mucho venían pidiendo que la obra se realizara y ya es una realidad luego de la inauguración y ahora con el inicio de la segunda etapa que le compete al Distrito.

“Estamos todas las autoridades agradecidos con esta gran obra social para el tema étnico, sobre todo para el bien de las comunidades wayuú. Esta es una vía que estaba olvidada, estaba dañada, era intransitable en época de lluvia, por el puente sobre la quebrada pasaba el agua por un metro por el mismo puente y eso era nadar de allá hasta acá, una distancia de 200 metros, el nivel del agua es muy alto, por eso la importancia de la obra. Lo veo muy bien, ya que se va a arrancar la última etapa del trayecto que hace falta, es muy bueno que ya van a empalmar la obra, estamos pendientes desde que empezó. Hubo una falla, pero todos se equivocan, hicieron la adición y ya están los dineros del Estado, ya hay firma y ya arrancaron con la obra”, contó Rafael Romero Epinayú, líder wayuú en el sector de Cucurumana, zona rural de Riohacha.

Cabe indicar que esta obra fue estructurada y presentada en el Ocad, en la administración del gobernador encargado de La Guajira, Weildler Guerra Curvelo, atendiendo una solicitud de los habitantes de las comunidades wayuú del sector de Cucurumana. Asimismo, que la interventoría para la segunda etapa de la obra está a cargo de la Unión Temporal Vías del Norte y la contratista es la Unión Temporal Vías Rurales.