Docentes de Fonseca no aceptan el regreso a clase bajo modelo de la alternancia

Desde el inicio de la pandemia hace 10 meses, el Gobierno nacional en cabeza del presidente Iván Duque y su ministra de Educación María Victoria Ángulo, han venido insistiendo y persistiendo en aplicar en la educación pública y privada colombiana, el modelo educativo económico francés de la alternancia.

Se trata de una modalidad que consiste en que sólo regresan a la escuela una parte de los alumnos matriculados y los demás se quedan en casa recibiendo las clases.

Cabe anotar que Fecode y Asodegua, sindicatos que agrupan a los maestros, han manifestado que dicho modelo es imposible e insostenible aplicar  en los colegios públicos de Colombia.

Como sindicato  proponen continuar con el modelo de enseñanza en casa y a los gobernantes de turno, invertir los superávit dejado en caja el año pasado correspondiente a los dineros de gratuidad y calidad, en conectividad y equipos de cómputos.

Por su parte, los docentes de Fonseca expresaron que fueron  sorprendidos con las declaraciones dadas ayer  por el alcalde Hamilton García, quien manifestó que iniciarán el año escolar 2021 con el modelo de alternancia en las instituciones educativas del área urbana y que en la zona rural se hará una prueba piloto en la Institución Educativa Rural Agropecuaria de Conejo.

Ante lo anterior, los docentes agrupados en el sindicato de los trabajadores de la educación de La Guajira Asodegua, manifestaron su total rechazo y oposición a esta medida.

“Es muy irresponsable del alcalde llevar a niños, docentes, padres de familia y personal administrativo a las escuelas y lugares libre de contagios. Olvidando que ellos son vectores de transmisión del virus. A nuestras escuelas no se les ha invertido ni un peso o ladrillo, hoy están enmontadas y abandonadas. Nuestras condiciones de asepsia y de baterías sanitarias son deplorables. Pareciera que el alcalde quiere inundar a ese corregimiento (Conejo) de casos de Covid19, debe saber este, que el 90% de los maestros de esa institución viven en Fonseca y el tránsito diario de estos y contactos con el resto de la comunidad educativa puede conllevar a desenlace fatales”, dijo el docente Carlos Julio Gómez.

Por otro lado, el profesor Alexandro Hernández Rodríguez, líder sindical en Fonseca y docente amenazado,  manifestó:

“Este modelo es más mercantilista que efectivo, porque solo busca sustentar los dineros girados por la Nación y que en la práctica son nulos o pocos. Por ejemplo, se dijo que el año pasado el Ministerio de Educación Nacional giró 400 mil millones de pesos a las instituciones de Colombia, pero si lo segregamos entre las 13 mil escuelas y colegios del país, resulta irrisorio e insuficiente lo girado”.