Docentes de Fonseca reiteran que aún no están dadas las condiciones para aplicar la alternancia

Las instituciones educativas de Colombia están intentando regresar a clases presenciales bajo el modelo de alternancia. Sin embargo, aún existe cierta oposición a la implantación de este modelo por parte de los padres de familia y de los maestros agrupados en Fecode.

“Aún las instituciones educativas no están en condiciones para el manejo y control al ingreso de las sedes educativa. El gobierno insiste en que hay que regresar y que el año pasado giró más de 400 mil millones de pesos a los entes certificados para la adecuación de los espacios”, indican los maestros.  

Además, los docentes agrupados en Fecode señalan que en La Guajira y específicamente en Fonseca, la realidad es muy diferente a la que muestra el Gobierno nacional, ya que las instituciones públicas tienen una fundación de más de 50 años.  

“Su infraestructura presenta deterioro, no existe agua potable permanente, las baterías sanitarias están destruidas e incluso en algunas no tienen ni lavamanos ni los sanitarios y nunca han tenido jabón ni papel higiénico”, manifiestan los educadores. 

A su vez, los rectores de los planteles comentan que desde el 8 de febrero inició el calendario escolar y por ende, las clases con los maestros. “Siguen las mismas problemáticas, no hay conectividad en los hogares. El internet social con tarifas modificadas a los hogares aún está en mora de ser instalado a los futuros beneficiarios. La entrega de guías y material impreso aún no se hace por falta de recursos”, dijeron.

Cabe anotar que el pasado 24 de febrero el Ministerio de Educación hizo el giro por concepto de la gratuidad escolar, a los 8.382 establecimientos educativos oficiales de Colombia.

A las instituciones educativas de Fonseca se discriminó giro así: la I.E. Técnica de Conejo $48 millones; IE María Inmaculada 90 millones; IE Ernesto Parodi Medina $154 millones; Centro Educativo Almapoque $34 millones; Centro Educativo José Pérez en El Hatico $21 millones; IE Técnica de Fonseca $115 millones; IE Roig y Villalba $140 millones; IE Juan Jacobo Aragón $138 millones e IE de Mayabangloma $33 millones.

Ahora le toca a los Consejo Directivos de cada institución educativa, diseñar el presupuesto del año 2021 y determinar en qué se van a invertir esos recursos, que podrían ser en la contratación de servicios externos y de servicios profesionales.