El positivo impacto social y económico del sector bananero en La Guajira

Con la llegada hace algunos años de los cultivos de banano de alta calidad a los sectores de Comejenes, Dibulla, Choles, Tigreras, Ebanal y Matitas, en el departamento de La Guajira se ha podido evidenciar un mejoramiento de los niveles de vida de los habitantes.

En lo anterior ha tenido un papel relevante la compañía Servicios Administrativos Bananeros (SAB S.A.S), creada en el año 2007 con el propósito de ofrecer servicios administrativos a productores de banano en la región Caribe.

Esta empresa ha contribuido con sus servicios de administrativos para algunos de esos cultivadores de banano, los cuales han logrado a través de estrictos procesos de calidad de la fruta, alcanzar tanto el mercado nacional, como los consumidores internacionales.

La compañía ha tenido entre sus prioridades el bienestar de los trabajadores de las sociedades que administra.

SAB S.A.S se encarga principalmente de que los productores, de manera sostenible y socialmente responsable, cumplan a cabalidad con los requisitos internacionales de calidad, a través de exigentes procesos de certificación, tales como Rainforest, Disney, Global Gap, Orgánico Europa, Orgánico USDA -NOP (USA), WWF, SMETA, Fairtrade USA, FairTrade Europa y Alliance for Water Stewarship; propiciando así un impacto positivo en las poblaciones donde se ha hecho presencia, fomentando el empleo formal, a niveles que esas zonas nunca antes habían conseguido, y con ello mejorando el bienestar de sus habitantes. 

Para ello la compañía, con alto sentido social, ha tenido desde su origen y mantiene dentro de sus prioridades, el bienestar de los trabajadores de las sociedades que administra, sus familias y comunidades, realizando importantes esfuerzos.

Es así como se ha logrado obtener la certificación Fair Trade, la cual promueve condiciones comerciales más justas, mejores ingresos y un trabajo sostenible, en beneficio directo de los trabajadores. Con esta certificación se han apoyado importantes cambios en la infraestructura de vivienda en el área de influencia. Se espera que, para el final del año 2020, al menos 55 familias de trabajadores cuenten con viviendas nuevas o viviendas mejoradas.

Del mismo modo se ha fomentado la construcción de escenarios deportivos, recreativos, educativos y culturales en su zona de influencia, resaltándose “el comedor escolar y aula informativa del colegio Pelechúa”, que benefician a 2.400 personas.

Por otra parte, durante la contingencia de la pandemia por Covid-19 se ha capacitado a los trabajadores de las fincas productoras y se les han entregado los elementos de protección sanitaria. También se les han entregado 1.191 kits escolares a hijos de trabajadores de dichas fincas, dotados de elementos de bioseguridad que incluyen tapabocas y alcohol, promoviendo su cuidado sanitario durante esta etapa.

Adicional a estas iniciativas, SAB S.A.S ha apoyado a miles de familias en La Guajira que han visto en peligro su sostenibilidad alimentaria, específicamente en la zona de Anaime, Matitas, Camarones y los asentamientos indígenas de Maguellal y Macolla, donándoles  más de 1.400 mercados e impactando con ello a un total aproximado de 7.000 personas de estas zonas durante la crisis.

Durante la pandemia se ha capacitado a los trabajadores de las fincas productoras y se les han entregado elementos de protección sanitaria.

La compañía ha anunciado que seguirá con su decidido y firme compromiso de continuar implementando acciones que contribuyan de manera efectiva a mejorar la calidad de vida de los trabajadores de las sociedades que administra, sus familias y de las comunidades a las que ellos pertenecen y de esta forma al bienestar social y económico en La Guajira.