En Dibulla inician plan de contingencia para contrarrestar el Fenómeno del Niño

Las comunidades asentadas en el piedemonte de la Sierra Nevada de Santa Marta, al igual que en la zona baja frente al mar Caribe, han manifestado su preocupación por la presencia del Fenómeno del Niño, el cual se ha tornado agresivo desde finales del pasado mes de noviembre.

A raíz de los informes presentados por las entidades encargadas de los pronósticos del cambio climático y la proximidad del inminente verano que anualmente se presenta a finales e inicio de año, la administración municipal de Dibulla junto con su equipo de trabajo, presentó un proyecto de acuerdo para la prevención de este fenómeno que se estará prolongando hasta mediados del mes de marzo.

Diario del Norte dialogó con el secretario de Gobierno y Asuntos Administrativos, Larry Yánez Delprado, y manifestó su interés en poner en marcha el plan de contingencia para enfrentar la situación y adelantar una campaña pedagógica con las comunidades dispersas del área rural, para prevenir los incendios forestales, así como contratar con un vehículo cisterna de acuerdo a las necesidades para el suministro de agua potable a las comunidades que lo requieran.

“Estaremos adelantando una jornada de aislamiento de los ríos para conservar las cuencas. Para ello tendremos el acompañamiento de Corpoguajira. Además, nos vamos a reunir el miércoles con los indígenas que están ocupando el predio Arimaca a orillas del río Jerez y los campesinos del área, para concientizar a las personas para evitar en lo máximo las quemas forestales que perjudica las áreas de cultivo y ganaderas”, afirmó Yánez Delprado.

Cabe anotar que tanto el equipo de la Umata, la Secretaría de Desarrollo Económico, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios y la Defensa Civil, estarán monitoreando los sectores donde en años anteriores se han presentado incendios, así como a la intensa sequía que afronta en estos momentos el municipio.

“Ya hemos focalizado los lugares que son más vulnerable por la sequía, puesto que los pastos se están tornando amarillos por la sequedad y el intenso calor. Además, el nivel de los ríos está bajando ostensiblemente, por ello las alarmas están preparadas para atender las emergencias que se presenten”, puntualizó el funcionario.