En Hatonuevo declaran calamidad pública por falta de agua potable y amenaza de incendios forestales

La Alcaldía de Hatonuevo declaró  la calamidad pública en el municipio, debido a la intensa sequía, altas temperaturas y las dificultades para acceder al agua potable que tienen a la población con dificultades de abastecimiento y amenazas de incendios forestales.

La decisión fue tomada por el alcalde Luis Arturo Palmezano, con el propósito de garantizar el derecho que tiene la comunidad al vital líquido y por las afectaciones que ya se vienen presentando en el municipio, con afectaciones a la infraestructura, la pérdida de cultivos y la muerte de semovientes. 

«Debemos buscar una solución definitiva. Estamos exigiendo a la empresa Aguas del Sur que se comprometa y active el plan de contingencia para abastecer la zona urbana. Hay barrios que hace más de un mes no reciben agua», expresó el alcalde Palmezano.

El burgomaestre enfatizó en la necesidad del apoyo de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, el Departamento y el operador del acueducto. También indicó que en la búsqueda de soluciones es necesario ampliar las redes desde la represa Metesusto hasta la planta de tratamiento en Hatonuevo y la construcción de pozos profundos para comunidades indígenas, entre otros proyectos.

El mandatario hatonuevero expresó su preocupación debido a que la falta de agua ha causado situaciones de alteración del orden público, por lo que “es necesario buscar prontas soluciones para que la comunidad goce de los servicios mínimos vitales a través de los servicios públicos”.