En La Guajira habría más niños matriculados y estudiando que los que reporta el censo 2018

Un análisis del exdirector de Planeación departamental, Mauricio Enrique Ramírez Álvarez, da cuenta que en La Guajira se matricularon más niños de lo que reportó el censo de población 2018.

El año anterior (con base en el censo 2005 proyectado a 2018), las tasas de matrícula fueron las siguientes:

Albania registró una población de 5 a 16 años de 7.274, con el 97,98% de ellos matriculados, es decir, 7.127; Barrancas de 10.020 con el 67,92% matriculados, o sea, 6.806; Dibulla censó a 9.722 con el 71,66% matriculados, que significan 6.967; Distracción 4.256 con el 55,62% matriculados, es decir, 2.367; El Molino 1.854 con 72.87% matriculados, o sea, 1.351; Fonseca 8.301 con el 120.56% de matriculados, que equivalen a 10.008.

En Hatonuevo, por su parte, se censaron 7.092 con 59,63% matriculados, es decir, 4.229; en La Jagua del Pilar se identificaron 690 con el 92,61% matriculados, que significan 639; en Maicao hubo 44.604 censados con el 96,83% matriculados, o sea, 43.188; Manaure tuvo 32.266 con 79,34% de la población matriculada, equivalente a 25.600.

Entretanto Riohacha registró a 78.915 con el 66,57% matriculados, es decir, 52.536; en San Juan del Cesar se identificaron 8.884 con el 113,56% matriculados, que significan 10.089; Uribia tuvo 53.345 con el 69,51% matriculados, igual a 37.078; Urumita registró 4.190 con el 46,30% matriculados, o sea, 1.940 y Villanueva tuvo un censo de 6.089 personas con el 94,37% matriculados, es decir, 5.746.

Esto, para un total departamental de 277.502 personas de 5 a 16 años censadas y el 77,7% matriculados, que equivalen a 215.671.

Para el exdirector de Planeación, estadísticamente se espera que las coberturas educativas sean máximas del 100%, porque si en un municipio hay 100 niños lo máximo a matricular son 100.

Sin embargo, se observa que dos municipios superaron el 100%, esto quiere decir que matricularon más niños que los que reportó el Censo para ese año.

Al comparar la cantidad de población en edad escolar, de 5 a 16 años, según los dos censos, esta es la variación:

Albania tuvo una población censada en 2005 de 7.274 sobre 6.242 en 2018, una diferencia de –1.032 en 13 años. En las mismas condiciones están Barrancas, que registró en el censo de 2005 10.020 y en 2018, 5.835, una diferencia de 4.185; Dibulla 9.722 (2005) sobre 9.422 en 2018, es decir, –300; Distracción 4.256 (2005) sobre 2.543 en 2018, o sea, –1.713; El Molino 1.854 (2005) sobre 1.223 el año pasado, equivalente a –631. Fonseca censó en 2005 a 8.301 y en 2018 a 8.240, es decir, –61; Hatonuevo 7.092 en 2005 y 3.921 en 2018, que significan -3.171.

La Jagua del Pilar tuvo una variación de –68, puesto que en 2005 censó 690 y en 2018, 622; Maicao tuvo una diferencia de –8.922, teniendo en cuenta que en 2005 censó a 44.604 sobre 35.682 el año anterior. Manaure censó 32.266 en 2005 sobre 20.704 en 2018, o sea, –11.562; Riohacha es uno de los municipios más afectados porque tiene una baja de –40.240: en 2005 tenía censados 78.915 y en 2018 a 38.675.

Entretanto, San Juan del Cesar registró en el censo 2005, 8.884 y en el del 2018 a 8.796, que equivalen a -88; Uribia 53.345 (2005) y 40.821 (2018), o sea, -12.524; Urumita tuvo una diferencia de -2.405, en 2005 tuvo un censo de 4.190 y en 2018 de 1.785 y Villanueva de 6.089 (2005) sobre 4.877 (2018), para una diferencia de 1.212.

 

De acuerdo a las cifras estadísticas, La Guajira perdió 88.113 niños en edad escolar. Esta será la nueva base poblacional para calcular indicadores.

Al cambiar la base poblacional resultante del nuevo censo 2018, manteniendo la misma cantidad de niños matriculados (Fuente MEN), las nuevas tasas para el año 2018 serían:

Albania tiene censados 6.242 pero hay 7.127 matriculados; Barrancas registra 5.835 en el censo sobre 6.826 matriculados; Dibulla identificó 9.422 y tiene 6.967 matriculados; Distracción 2.543 censados y 2.397 matriculados; El Molino 1.223 censados sobre 1.351 matriculados; Fonseca 8.240 en el censo pero tiene 10.008 matriculados; Hatonuevo 3.927 censados y 4.229 matriculados.

Asimismo, La Jagua del Pilar registró en el censo 622 sobre 639 matriculados; Maicao 35.682 censados y 43.188 matriculados; Manaure 20.704 en el censo con 25.600 matriculados; Riohacha 38.675 (censo 2018) sobre 52.536 matriculados; San Juan del Cesar 8.796 en el censo y tiene 10.089 matriculados; Uribia 40.821 identificados en el censo sobre 37.078 matriculados; Urumita 1.785 censados y tiene 1.940 matriculados y Villanueva censó en 2018 a 4.877 pero están matriculados 5.746.

Quieren decir estos resultados que 12 de los 15 municipios de La Guajira pasan a tener coberturas por encima del 100%, lo que indica que hay más niños matriculados y estudiando que los que reporta el censo 2018.

Esta situación, que no es lógica, permite sacar dos conclusiones: o las matrículas están erradas y hay niños fantasmas, o la omisión censal fue muy alta.

De acuerdo a estos resultados, prácticamente el próximo gobernador y alcaldes no tendrían que hacer ningún esfuerzo por mejorar la cobertura educativa, porque está superada ampliamente en términos estadísticos.