Este sábado vence el plazo para que Sintracarbón decida si se va a huelga

Hasta este sábado 28 de marzo, el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Carbón – Sintracarbón–  tiene la opción de iniciar la hora cero de la huelga.

Los miembros de la Comisión Negociadora, en obediencia al aislamiento social, siguen despachando y reuniéndose de manera virtual, haciendo las consultas, dando las discusiones fraternales ineludibles y decidiendo en unidad sobre cómo enfrentar lo que sigue de la negociación, conexa a un escenario inédito: la cuarentena por el coronavirus.

“Hemos dicho y ratificado que estamos en disposición de culminar la negociación mediante la firma de una convención colectiva de trabajo que respete el principio de progresividad de los derechos laborales y que en ningún caso congele, elimine o reduzca los beneficios convencionales actuales, como pretende Cerrejón”, dice un comunicado del sindicato.

Cabe mencionar que el pasado 20 de marzo, Sintracarbón presentó una propuesta para llegar a un acuerdo definitivo.

Sin embargo,  Cerrejón “insistió en su oferta y lo único que prometió fue que, en caso de una nueva oferta, no estaba nada lejos de la última. En todo caso, esta nueva oferta prometida nunca nos ha sido expuesta, ni de manera personal ni de manera virtual”.

“En todo caso, daremos los pasos que sean necesarios para llevar este conflicto colectivo de trabajo a buen término, frente a un patrón que se muestra ingrato con quienes con su sudor le han producido riquezas (..) Este sindicato está haciendo lo que le corresponde y escogerá el mejor camino aun en estos difíciles tiempos”, apuntó el escrito de la comisión negociadora.

Cabe mencionar que en el marco de la emergencia sanitaria, la multinacional presionada por el reclamo y la indignación de los trabajadores y los gobernantes locales, decidió implementar medidas de aislamiento social como prevención a la propagación del coronavirus.

De hecho, decretó vacaciones colectivas y reducción de las operaciones, ante la concentración de trabajadores en los medios de transporte, terminales, cambiaderos, líneas de listo y comedores.