Gobernador electo Nemesio Roys y directivas de Uniguajira, analizan soluciones a crisis del plantel

La crisis económica de la Universidad de La Guajira que se traduce en una deuda que al día de hoy supera los 100 mil millones de pesos, fue el tema de análisis del primer encuentro del gobernador electo, Nemesio Roys Garzón, con los estamentos del primer centro de educación superior del Departamento.

En un primer documento que entregó la Asociación Sindical de Profesores Universitarios, y que sirvió de soporte para el análisis, da cuenta que desde el año 2016 comenzó el viacrucis de la universidad por la falta de pago de los aportes por parte del gobierno departamental, a la universidad.

En el documento se indica que durante las vigencias 2016 y 2017 se surtieron giros parciales con remanente sin saldar todavía.

En las vigencias 2018 y 2019, los giros de las obligaciones del Departamento prácticamente desaparecieron, acumulándose a la fecha actual un saldo importante. Indica la Asociación Sindical de Profesores Universitarios, que esa realidad presupuestal ha llevado a la Universidad a sobrevivir de los giros presupuestales de la Nación, algunas rentas propias que son mínimas provenientes del pago de matrículas semestrales de pregrado y posgrados que dicho sea de paso, no son muy significativas por la estructura presupuestal de la institución. “Todo esto equivale a que nuestra alma máter esté funcionando con menos del 40% de los ingresos anuales presupuestales”, se indica.

De acuerdo al Ministerio de Educación, en el documento ‘Estadísticas Generales de Educación Superior 2018’, se precisa que la tasa de cobertura bruta en educación superior de La Guajira es del 21%, comparada con la misma tasa nacional que es del 52%, siendo la del Departamento 41%.

“Vale la pena explicar que mientras las IES ( instituciones de educación superior) del país absorbe el 52% de los bachilleres egresados en el 2018, el departamento de La Guajira matriculó apenas el 21% del total de esos egresados, o sea un 12% menos frente a la cifra comparativa nacional”, agrega.

En ese sentido, aclaran que de esa cifra porcentual, la Universidad de La Guajira matricula un poco más del 90% de los bachilleres del Departamento y no incluye la deserción estudiantil que es significativa.

En el escrito explicaron los docentes que analizando la crisis estructural de la universidad, la institución no podrá trascender a su actual nivel de cobertura de 13.526 estudiantes de pregrado (II – 2019), donde un poco más de 12.000 son objeto del subsidio de matrícula, lo que dice a las claras que de persistir la situación la cobertura tiende a reducirse a niveles que consideran muy críticos.

El gobernador electo

En el encuentro que el gobernador electo Nemesio Roys Garzón sostuvo con el rector de la Universidad de La Guajira, Carlos Robles Julio, miembros del Consejo Superior y representantes de empleados y la comunidad estudiantil de la alma máter, se analizó de manera crítica la situación buscando soluciones idóneas y oportunas a la crisis estructural que afecta el funcionamiento de la institución y la formación profesional de más de 13.500 estudiantes.

“Ratifico mi compromiso absoluto para trabajar unidos y recuperar el correcto funcionamiento de la Universidad. Reitero mi total disposición para iniciar una nueva relación entre la administración departamental y Uniguajira, teniendo como prioridad la búsqueda de nuevas fuentes de financiamiento que permitan la sostenibilidad y el desarrollo profesional de todos los estudiantes”, explicó Roys Garzón.

Durante la reunión el gobernador electo enfatizó que será el primer defensor del sistema educativo del Departamento, por lo cual indicó que adelantará las gestiones necesarias que garanticen el cabal cumplimiento de la misión de Uniguajira.

Por su parte, los directivos, estudiantes y funcionarios explicaron sus puntos de vista ante la situación que actualmente padecen, e instaron al próximo mandatario departamental a implementar acciones articuladas con miras a recuperar la confianza entre el Departamento y la Universidad.

Finalmente Roys Garzón expresó que en las próximas semanas se llevarán a cabo otras mesas de trabajo con la universidad; adicionalmente indicó que no permitirá que ni la Universidad, ni la gratuidad en la educación lleguen a su fin e hizo un llamado a las directivas y docentes para que analicen el reinicio del semestre académico.

El gobernador electo dejó claro que La Guajira debe apostarle a su recurso humano, razón suficiente para emprender toda una lucha para que realmente entre todos los estamentos de la Universidad se logre poner fin a la crisis económica para lo cual se debe realizar esfuerzos adicionales por parte de todos los actores.

En tanto, los estudiantes de Uniguajira confían en que de la mano de la nueva administración que asume el próximo 1 de enero, se logre salida en un corto plazo a la crisis económica de la institución para garantizar la continuidad de los semestres académicos.