Gobernador Nemesio Roys pide al presidente Duque finalizar intervención en educación, salud y agua potable

La movilización de la ciudadanía el pasado 21 de noviembre, contra el gobierno del presidente Iván Duque Márquez, dejó claro los graves problemas del país que afectan a la población y que propició ese primer diálogo con los gobernadores y alcaldes electos.

La Guajira participó de ese primer encuentro de mandatarios que se realizó en la Casa de Nariño, y donde el gobernador electo Nemesio Roys Garzón, en la vocería que tomó, le planteó tres puntos básicos que son urgentes resolver, si se pretende que la comunidad goce de una mejor calidad de vida.

Inicialmente, Roys Garzón solicitó al mandatario de los colombianos la finalización de la intervención en los sectores de educación, salud y agua potable, así como la solución a la crisis de la Universidad de La Guajira y el acceso al vital líquido de las comunidades en zonas dispersas.

En el encuentro, los mandatarios dejaron claro que esas conversaciones se deben realizar en cada uno de los departamentos con participación de la comunidad y los distintos actores sociales, para que se logren definir las prioridades y los cambios que se deben generar en estos próximos cuatro años.

Cuando hizo uso de la palabra, el gobernador electo de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, de manera franca le recordó al mandatario de los colombianos su conocimiento sobre la crisis del Departamento, fundamentado en distintos aspectos que deben ser analizados con suma urgencia por esa gran diferencia de la península, comparados con otras regiones del país.

Por ello, le solicitó al presidente que el gobierno desde ya debe empezar a dar solución a temas críticos que se deben empezar a trabajar para adelantar el trabajo desde los diferentes ministerios.

Los mandatarios dejaron claro que estas conversaciones se deben realizar en los departamentos con la comunidad y los actores sociales.

 

Los temas

“Le solicité al presidente que se pudiera cumplir la finalización ( de la intervención) como lo establece el Conpes, para culminar el mes de febrero e inicio de marzo de 2020”, dijo.

La finalización de la intervención en los tres sectores (salud, educación y agua potable), le permite a la administración departamental recuperar las competencias con un plan de acción específico detallado para que la Gobernación pueda seguir cumpliendo con los compromisos y los indicadores.

“Los ministerios tienen temor de entregar la administración, porque piensan que el trabajo que han adelantado podría truncarse, pero ellos deben seguir en función solo de acompañamiento, pero que sea la administración quien mantenga a esos tres sectores como está establecido en el resto de los departamentos”, dijo.

La segunda solicitud hizo referencia en la necesidad de darle solución a la problemática actual de la Universidad de La Guajira, para que de manera inmediata se realicen bajo su liderazgo las reuniones que sean necesarias para garantizar que los jóvenes puedan iniciar el próximo año su semestre académico.

Sobre el tema precisó que existen varias propuestas como el proyecto que se presentó ante el Ocad Regional, que ha sido rechazado en varias oportunidades, siendo este un buen comienzo para establecer bases de conversación nacional.

El tercer punto planteado fue la prioridad al tema del agua, especialmente en las zonas dispersas para garantizar el acceso a las comunidades indígenas, porque de no ser así, no se podrá generar ese cambio en las poblaciones vulnerables.

“Tenemos que garantizar que las comunidades gocen de agua potable y hay que solucionar ese problema histórico”, manifestó.

Los temas planteados al presidente Iván Duque Márquez, se consideran claves por el gobernador electo, Nemesio Roys Garzón, como un punto de inicio de esa conversación que tiene que generar unos primeros resultados que restablezca la confianza en la comunidad.

Roys Garzón aseveró que existen otras situaciones que se deben trabajar de la mano con el Gobierno nacional para solucionarlos en el menor tiempo posible.

Por ello, le apuesta al inicio de los diálogos de manera inmediata directamente en el territorio, para no perder tiempo y empezar a generar esas soluciones que son fundamentales para sacar a la península de la crisis económica e institucional en la que se encuentra.

Sobre los recursos de regalías, recordó que el Gobierno nacional le sigue apostando al proyecto para el aumento en los departamentos productores que es equivalente a recuperar esos ingresos.

De igual forma le solicitó al presidente Duque que siga insistiendo en la modificación al Sistema General de Regalías, toda vez que falta una vuelta en el Congreso de la República, para que una vez aprobada, salga rápidamente el reglamentario que establece los procesos y las condiciones.

“Es necesario las revisiones de los proyectos porque de la revisión técnica depende como tal su éxito, para que el proceso sea mucho más fácil y eficiente”, aseveró.

El gobernador electo precisó que seguirá insistiendo para que ese diálogo se dé lo más pronto posible en la ciudad de Riohacha, como también ya entabló conversaciones con los diferentes ministros para avanzar en el cometido propuesto.

Con este primer diálogo, los mandatarios electos esperan trabajar de la mano con el Gobierno nacional, buscando soluciones a problemas que se consideran históricos y que no permiten que la gente goce de mejores condiciones de vida.

Cabe recordar que durante el ‘Diálogo Social’ con los mandatarios electos, el presidente Iván Duque los invitó a construir los planes de desarrollo de sus departamentos y municipios en forma articulada con el Plan Nacional de Desarrollo ‘Pacto por Colombia,

Pacto por la Equidad’.

Entre los temas tratados se destacan educación, salud, infraestructura, Paz con Legalidad, medio ambiente, catastro multipropósito, medidas contra la corrupción y lucha contra las drogas ilícitas, entre otros.

El pasado viernes, en una alocución sobre las marchas de protesta en el país, el mandatario colombiano anunció que la próxima semana abrirá “una conversación nacional, que fortalezca la agenda vigente de política social; trabajando así, de manera unida, en una visión de mediano y largo plazo, que nos permita cerrar las brechas sociales, nos permita luchar contra la corrupción con más efectividad y nos permita construir, entre todos, una paz con legalidad”.

Anticipó que esta conversación se hará en las regiones con todos los sectores sociales y políticos; utilizará medios electrónicos y mecanismos participativos para todos los colombianos; buscará tener un cronograma claro, para que todos podamos edificar un camino significativo de reformas”.