Gobierno departamental atraviesa por un mal momento financiero: arcas están en cero pesos

La administración departamental de La Guajira no está pasando por su mejor momento financiero, así lo reveló Enrique Freyle Melo, secretario de Hacienda.

Las arcas que tienen que ver con los recursos propios se encuentran en cero pesos, alertó el funcionario.

La administración departamental presentó a los diputados de La Guajira el proyecto de presupuesto para la vigencia de 2020, tasado en 28 mil millones de pesos, donde se invierten $16 mil millones para gastos de funcionamiento, pago de salarios, giros de aportes a instituciones como la Contraloría Departamental, la Asamblea, el Instituto Departamental de Deportes de La Guajira y el Fondo Mixto de la Cultura y las Artes de La Guajira.

Adicionalmente, el gobierno departamental debe más de 200 mil millones de pesos, producto de demandas y acuerdos de pagos de hace más de tres años que no se han cumplido.

El recurso adeudado tiene que ver con diferentes procesos jurídicos de personas que de alguna manera le han prestado sus servicios a la administración departamental.

Se conoció que solamente en la oficina jurídica de la Gobernación de La Guajira, las acreencias representan casi nueve veces los recursos de libre destinación que están proyectados para el año 2020.

Además, actualmente la Universidad de La Guajira mantiene embargados los recursos de la administración departamental por casi 80 mil millones de pesos, correspondiente del 2013 al 2019.

La Universidad

Sobre la situación económica de la Universidad de La Guajira, a la que la administración departamental adeuda más de 100 mil millones de pesos, el secretario de Hacienda, Carlos Freyle Melo, aseguró que la solución se encuentra directamente en el Gobierno nacional.

“La situación de la universidad ya se le salió de las manos al Departamento, eso lo hemos hablado muy concienzudamente con el rector, en algunos momentos lo hemos hablado con los docentes, con los alumnos, y yo sí creo y soy plenamente consciente como guajiro que la situación de la universidad no se va a resolver en el departamento de La Guajira”, dijo.

Propuso una gran cruzada por la universidad, donde participen todas las autoridades de La Guajira para llegar unidos ante el Ministerio de Educación y Hacienda buscando el apoyo del Gobierno nacional

Sobre los recursos disponibles en el Fondeg, explicó que ninguna de las dos ordenanzas que tienen que ver con la gratuidad de la educación establece esas fuentes de pago.

Uniguajira mantiene embargados los recursos de la Gobernación por casi 80 mil millones de pesos.

 

A lo que se suma que los recursos no dependen de la administración departamental que lo único que hace es administrarlos porque la decisión es responsabilidad de los alcaldes de los tres municipios Uribia, Manaure y Maicao.

Recordó que los recursos del patrimonio autónomo que se estudia para invertirlos en la gratuidad de la educación son de destinación específica y fueron creados para garantizar el pago de las pensiones.

“Yo como secretario de Hacienda por mucho que quiera a la universidad, allí me enseñaron a administrar y a mí me daría pena con mi universidad y mis docentes que me enseñaron, meterme en un problema fiscal por andar haciendo malversación de los recursos del Estado”, manifestó.

Expresó que las dificultades económicas de la administración departamental son reales, que no permite ninguna capacidad de maniobra para poder cumplir con los aportes al primer centro de educación superior del Departamento.

“Creo que es bueno que la comunidad y los estudiantes de la universidad sepan que están siendo financiados en su proceso de estudios superiores por un papá que tuvo una buena época, pero que en este momento la situación de ese papá no es buena”, acotó.

Oscuro panorama

Para el año 2020 asume como gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, quien deberá lidiar con la crisis económica de la Gobernación.

Una de las primeras tareas que debe atender es la situación económica de la Universidad de La Guajira, tratando de restablecer la confianza con sus diferentes estamentos para de la mano lograr una solución a corto y mediano plazo.

Cabe recordar que el nuevo mandatario de los guajiros sigue proponiendo como alternativa de solución la búsqueda de recursos adicionales para que el primer centro de educación superior pueda seguir formando a los estudiantes del Departamento.

El gobernador electo recordó que su administración pondrá especial interés en invertir en el sector de la educación, es decir en los estudiantes para que se sigan formando y puedan después con sus ideas ayudar a consolidar el desarrollo económico y social de La Guajira, en procura de que eleve la calidad de vida de su gente.

Si bien, el panorama financiero es crítico, el gobernador electo Nemesio Roys Garzón confía en que logrará enderezar el camino, y podrá encontrar una solución viable a los problemas más urgentes como la crisis económica de la Universidad de La Guajira.