‘Guerra de bolsitas’ se ha convertido en batallas campales durante esta época de precarnaval en Maicao

Residentes de algunos barrios de Maicao vienen denunciando que la llamada “guerra de bolsitas” –que se ha vuelto costumbre en época de carnavales–, se convierte cada día en verdaderas batallas campales.

La inofensiva costumbre de los niños y jóvenes de los diferentes sectores del municipio, que se alistaban con sendas mochilas cargadas de bolsas llenas de agua para tirarle a moradores de barrios vecinos, ahora viene causando malestar y preocupación en la población fronteriza, porque, al parecer, esta práctica se ha convertido en actos violentos y de desórdenes; además, en muchas ocasiones la comunidad ha tenido que llamar a las autoridades.

“Es algo que preocupa porque a medida que pasan los años, esta práctica ahora la han adelantado a los precarnavales y en estas fechas no todo el mundo está dispuesto a que le lancen una bolsa de estas. En los días propios de la fiesta depronto usted lo tolera, porque sabe que está en carnaval y puede ser más llevadero; otra cosa muy diferente es que ahora han tomado todos los fines de semana de precarnaval para esta práctica y observamos muy preocupados el nivel de agresividad de estos jóvenes”, indicó un afectado.

Se conoció que el viernes y sábado anterior los habitantes del barrio Santander y un sector aledaño a la Mezquita de Maicao, se vieron en la necesidad de llamar a la Policía para que dispersara a un grupo de jóvenes.

“Yo estaba en mi casa ubicada en la calle 10 con carrera 5 cuando siento un estropicio en mi ventana, salgo a mirar y veo una bolsa de estas dentro de la sala y todo el vidrio de la ventana roto, ya no sólo le echan agua, si no otras cosas para que al lanzarla con fuerza al grupo contrario, cause el mayor dolor posible”, señaló otro afectado.

Por esta situación, los moradores de estos sectores piden a los organizadores del carnaval hacer un llamado a la cordura para que esas manifestaciones se dejen para los cuatro días de celebración de las fiestas carnestolendas.