Hueco realizado en una de las paredes del cementerio colombo árabe causó revuelo en el barrio Simón Mejía

Revuelo causó en el barrio Simón Mejía de Maicao, un orificio que hace varios días amaneció en la parte trasera del cementerio colombo-árabe. Según los vecinos del sector se rumoraba que el hueco en la pared fue realizado para ingresar a las personas fallecidas por Covid–19 en el municipio.

“Quedamos sorprendidos cuando nos levantamos y vimos ese hueco e indagando nos enteramos que sería utilizado para meter por ahí los muertos por el virus, una situación que prendió las alarmas en el barrio y ningún morador está de acuerdo con que por esa zona ingresen cadáveres y menos por muerte de Covid”, comentó un habitante.

Dicha información, que casi provoca una protesta, fue desmentida por el administrador y propietario de una de las funerarias que viene realizando sepultura de los decesos por Covid–19 en la localidad fronteriza.

“Ese hueco que causó alarma en la comunidad, su único objetivo era ingresar los materiales de construcción que se están utilizando para la construcción de las bóvedas para efectivamente sepultar los fallecidos por Covid–19. Como donde se están sepultando los cadáveres es en la parte trasera del camposanto, nos resultaba mejor realizar el agujero y no maltratar las tumbas ubicadas en la parte delantera, ese fue el único motivo, nunca se contempló hacerlo para ingresar cadáveres”, subrayó.

Asimismo, agregó que el hueco fue sellado en su totalidad y que “todo lo que se viene adelantando hasta ahora, es un trabajo articulado con la Secretaría de Salud y siguiendo todos los protocolos de bioseguridad”.