Llaman a diálogo entre Cerrejón y trabajadores para solucionar nuevo conflicto laboral

El atentado contra una flota de buses que se encargaban de transportar a trabajadores de Cerrejón ha generado diversas reacciones en la sociedad guajira, que ve con preocupación este hecho de violencia justo cuando la compañía minera adelanta un proceso de ajuste de personas que conllevó al despido de un poco más de 400 trabajadores.

El dirigente Hugues Lacouture por ejemplo, se mostró pesimista sobre lo sucedido en la tarde del miércoles y de los acontecimientos que hay alrededor del hecho. Ahora, cuando la empresa anuncia el despido de un nuevo grupo de su personal, aparecen actos delincuenciales contra una empresa contratista del transporte. Es increíble, pero ahí está la realidad para decirnos que todo puede ser peor”, dijo Lacouture en una columna de opinión divulgada este jueves.

El dirigente lamentó que las diferentes administraciones de La Guajira no hubiesen aprovechado los grandes aportes hechos por Cerrejón para mejorar la calidad de vida de los habitantes del departamento. “Cuándo inició la extracción, se pensó que sería una gran oportunidad para que La Guajira lograra tener agua potable 24 horas los 7 días a la semana, modernizar su administración pública y conseguir buenos empleos para la gente, hoy que están de despedida, sabemos que solo los empleos se consiguieron. Fueron cerca de 8 billones de pesos que pagaron por regalías y no hubo una administración capaz de convertir ese dinero en agua y desarrollo. Hoy todavía lamentamos las obras inconclusas que están erguidas en cada municipio como un recuerdo de haber tomado malas decisiones electorales, pero lamentablemente no sirven para que la gente vote mejor”, agregó Hugues Lacouture.

El nuevo conflicto de Cerrejón y sus trabajadores

El incendio de los buses ha generado especulaciones que relacionan este hecho con los despidos viene realizando Cerrejón esta semana para reducir su planta de empleados, aunque oficialmente no se ha demostrado por parte de las autoridades un vínculo entre ambos sucesos. Naturalmente el nuevo plan de la empresa ha generado inconformismo entre sus trabajadores y por ende ha dado lugar a un nuevo conflicto entre las partes. Por lo anterior, desde el sector público se hacen llamados para que se empleadores y empleados dialoguen y lleguen a un consenso sobre el futuro de estos últimos en la organización.

El Ministerio del Trabajo le pidió a Cerrejón y los dos sindicatos de la empresa apelar a las herramientas que la constitución y la ley ofrecen para estimular las buenas relaciones entre empresas y trabajadores. “La ley 278 de 1996 crea comisiones Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, espacio adscrito al Ministerio de Trabajo y liderado en cada Departamento por el Director Territorial, competencia asignada mediante la Resolución 2143 articulo 1 numeral 3”, explica la cartera gubernamental en un comunicado.

A su vez la representante a la Cámara por La Guajira, María Cristina Soto, se mostró en desacuerdo con el plan de despidos de Cerrejón e invitó a la empresa a concertar otras alternativas con sus trabajadores. Además advirtió que los despidos traerán graves consecuencias sociales para el departamento. “Para nosotros es de gran asombro y de mucha tristeza de ver como nuestros sueños, nuestras esperanzas, de ver como nuestros hijos, familiares y amigos se van. Eso significa para nosotros inseguridad, muchos jóvenes no van a seguir estudiando, muchos padres van a perder su vivienda, eso sería la catástrofe de todo el Departamento”, dijo la congresista.