Melba Cortés regresaría a la gerencia del Hospital de Uribia, tras decisión de conjueces del Tribunal de Riohacha

Los conjueces del Tribunal Superior del Distrito de Riohacha, revocaron el fallo de tutela del 18 de agosto de 2020 proferido por el Juzgado de Familia del Circuito de Maicao, porque de acuerdo al estudio realizado, se observa que no existió en el trámite de la tutela realizado por el Juzgado Segundo Promiscuo de Maicao, vulneración del debido proceso, tampoco del acceso a la justicia, ni agotaron los medios de defensa judicial al alcance del accionante, por lo cual sería improcedente.

En consecuencia, los conjueces dejaron en firme la sentencia del 21 de enero de 2020 del Juzgado Segundo Promiscuo Municipal de Maicao, interpuesta por Melba Cortés Bolaños, contra la Alcaldía de Uribia, a quien se le protegió sus derechos al mínimo vital sustento de su familia, en especial de un hijo menor y un hermano en condición especial, además de su calidad de pre-pensionada.

En el escrito de fallo se indica que a consideración de la sala se encontraron con situaciones que ameritaban la concurrencia activa del hoy accionante en la tutela que se ataca, puesto que la Alcaldía de Uribia en cabeza de sus representantes, nunca llegó como era su deber, al trámite que se revisa, fue negligente en su actuar, porque debió estar atenta a su buzón y de contera manifestarle al juez su inconformidad con la notificación de esa sentencia y con otras situaciones.

Además, no propuso incidente de nulidad en su debido tiempo, tampoco fue enérgica y vehemente en su contradicción, solo en los trámites de los desacatos se hizo parte cuando ya había fenecido su oportunidad de ejercer sus mecanismos de defensa.

Advierten que  en consecuencia, “no se está de cara a un defecto orgánico, ni a un defecto procedimental. Tampoco fue el caso que el juez Segundo Promiscuo Municipal de Maicao le negara la impugnación, tampoco este juzgado realizó un conteo erróneo del término estipulado para su presentación, sino que cuando el accionado quiso ejercer su defensa, ya era demasiado tarde”.

Se insiste que  solo se avizora negligencia, abandono o falta de cuidado por parte de la Alcaldía de Uribia, al no estar pendiente de su buzón de notificaciones tal y como fue confesado en los hechos 5, 6 y 7 de la acción de tutela presentada.