Nueve familias buscan ser incluidas al proyecto de electrificación rural en la vereda Horno – Potrero Grande en Villanueva

Varios propietarios de fincas y parcelas ubicadas en la vereda Horno – Potrero Grande, zona rural de Villanueva, dejaron ver su preocupación e inconformismo ante el personero José Luis Socarrás Amaya, “por la falta de compromiso de la empresa contratista” que lleva a cabo el proyecto de electrificación en el sector.

Edison de la Hoz Vizcaíno, propietario de la finca ‘La Petronita’, en donde se encuentra una Fundación Agroecológica, dijo que después de una reunión sostenida con varios propietarios de fincas y quienes no están incluidos en el proyecto, se han visto afectados.

“En esta reunión expusimos nuestras inquietudes y fueron escuchadas por el personero, quien fue invitado con el fin de que él sea el garante de lo que se dijo y de un derecho de petición que se les va a presentar a las autoridades”, sostuvo el líder campesino.

El documento consiste en realizar un nuevo censo de los habitantes de la vereda Horno – Potrero Grande para el beneficio de electrificación rural que está en ejecución en la zona rural de Villanueva, y a su vez indicó que si esperan a que sea inaugurado, quedarán por fuera.

“Nosotros como campesinos de la zona debemos tener este beneficio de la igualdad. Este derecho de petición se le va hacer llegar a la Junta de Acción Comunal de la vereda, Personería, Secretaría de Desarrollo Económico, a la Electrificadora del Meta, que es la responsable del proyecto, Concejo Municipal y a Air-e, empresa de energía de la Costa Caribe”, anotó.

Añadió que son nueve familias las que se encuentran por fuera de este proyecto. “Incluso, pasan por nuestros predios y cuando llegaron a cada uno de nosotros no nos pidieron permiso, y ante esto nos alegramos, porque ya íbamos a contar con el servicio eléctrico y cuando ya este contrato pasa a manos de otra contratista es donde nos damos cuenta que somos 9 familias que no fuimos incluidas, pero también están presentes la comunidad de ‘Las Casitas’, donde termina la pavimentación rural y por estar cerca y por reflejo también tienen derecho a ser incluidos”, sostuvo de la Hoz Vizcaíno.

A su turno, José Galo Montero, propietario de una parcela en donde también existe un proyecto de gallinas ponedoras, expresó que están  preocupados. “Hemos sido excluidos de este importante proyecto y en mi caso yo hago parte de un proyecto de reconversión laboral que está a cargo el Ministerio de Minas en convenio con la Gobernación, y para nosotros es de importancia que se coloque la luz y por este inconveniente no se ha podido dar inicio y estamos a la espera de que llegue el servicio tanto a mi predio, como también a las demás familias”.