Obispo separa de su cargo al párroco de la Catedral de Riohacha por «grave escándalo moral»

El obispo de la Diócesis de Riohacha, monseñor Héctor Salah Zuleta, removió al presbítero Widmar Navarro Arismendy, de la Catedral Nuestra Señora de los Remedios y del oficio evangelizador que desempeñaba como vicario de pastoral, por un grave escándalo moral, cuando se desempeñaba como sacerdote en la parroquia del municipio de Barrancas.

Salah Zuleta, solicitó al presbítero un tiempo de oración, análisis y reflexión espiritual que le permita valorar su ministerio y en lo posible enmendar el daño causado, además a permanecer fuera de la Diócesis de Riohacha por un tiempo prudente que le facilite la valoración del llamado que ha recibido.