Padres de familia de Fonseca exigen que se realice un control fiscal en entrega de alimentos a estudiantes

Como “una ración de hambre”, así calificaron los padres de familia los suministros para preparar en casa que el programa de la ONU, el Plan Mundial de Alimentos y la Intervención de la Educación están haciendo entrega desde el 21 de abril a los estudiantes de las instituciones públicas del municipio de Fonseca.

“Desde que el pasado 16 de marzo el presidente Iván Duque declaró la emergencia sanitaria e impidió que los estudiantes regresaran a clases, pero los educandos en Fonseca no han recibido ninguna ración de alimentos por parte del Plan de Alimentación Escolar –PAE– y hoy cuando el Gobierno nacional inicia la entrega del primer RPC, se nota el descontento, dan ganas de llorar porque se nos dijo que lo que íbamos a recibir debía durar 20 días”, indicó un padre de familia. 

Asimismo, especificaron que la Ración para Preparar en Casa –RPC– y que debía durar para 20 días consta de una botella de aceite de 250ml, una panela y media, un kilo de arroz, una bolsa de espaguetis de 100g, un kilo de harina, una lata de sardina de 460g, dos latas de sardinas cilíndricas de 200g cada una, dos bolsas de granos de una libra cada una, y una bolsa de leche en polvo de 250g. 

Los padres indican que son alimentos de baja calidad con fechas próximas a vencer.

 

“Nosotras como mamás fuimos a una tienda a averiguar por el valor de cada uno de estos productos y los mismos no pasan de 20 mil pesos. Como padres de familia queremos preguntarle a la ministra de Educación Nacional y al presidente de la República, de qué manera podemos preparar estos alimentos para un mes”, dijo una madre. 

Por su parte, varios padres también hicieron un llamado al contralor departamental, quien es oriundo de este municipio, con el fin de que le ponga la lupa y realice un control fiscal a esta entrega de alimentos.

A su vez, un coordinador de una de las instituciones educativas aseveró que “siento dolor y pena moral al entregar estas raciones. Raciones que dan ganas de llorar, siento que la corrupción con la implementación de la Intervención en la Educación ha escalado mayor altura que la que teníamos antes de intervenir al departamento. Son unos alimentos de baja calidad con fechas próximas a vencer y sin la inclusión de proteínas”.