Población indígena de La Guajira será beneficiada con la entrega de elementos de bioseguridad

Por Christian Avendaño M.

Elementos de bioseguridad serán entregados a la población indígena del departamento para combatir el Covid-19 en medio de la etapa conocida como aislamiento selectivo a partir de hoy.

Esta gestión se dio por directriz del gobernador Nemesio Roys Garzón, donde se entregaron desde la Secretaria de Gobierno, Secretaría de Salud departamental, Secretaría de Asuntos Indígenas y de la Dirección Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres a los municipios de Uribia, Manaure, Maicao, Albania, Dibulla, San Juan del Cesar y el distrito de Riohacha.

Son elementos de protección personal y de higiene, tales como: 5.600 tapabocas, 5.000 gel antibacterial, 2.500 guantes, 500 jabón facial, 650 hidratantes y 125 protectores solares.

“Todos estos insumos se lograron gracias al apoyo del Ministerio de Salud y de la Protección Social, y de la Dirección del Colegio de Médicos de La Guajira.  Todos estos elementos van destinados a la población indígena de los municipios priorizados. Ahora esto no significa que los otros municipios no van a recibir, todo lo contrario, desde la gobernación de La Guajira, seguimos realizando esfuerzos para la gestión de más insumos de este tipo, que hoy más que nunca nuestra población vulnerable lo requiere”, afirmó Claudia Henríquez Iguarán, secretaria de Asuntos Indígenas de La Guajira.

La funcionaria de igual manera indicó que “desde esta Sectorial, manifestamos a nuestros colegas, secretarios y direcciones de Asuntos Indígenas y de Gobierno de los municipios y el distrito, en continuar con el esfuerzo grande para eliminar barreras en la prevención de la Covid-19, ya que nuestros indígenas corren un riesgo mayor de contraer la Covid-19, debido a distintas causas como: obstáculos para emplear algunas medidas básicas de higiene, como el lavado de las manos (por ejemplo, si no se cuenta con agua o jabón)”.

Además, Henríquez Iguarán, advierte que “la alimentación de muchas de estas poblaciones se basa en la caza y la pesca, actividades en las cuales las medidas de cuarentena no pueden ser aplicadas o son de implementación muy difícil, la falta de acceso a servicios básicos de calidad y culturalmente apropiados, que puedan dar respuesta ante posibles casos de la Covid-19 en estas poblaciones”.