Policías quemados con gasolina en Fonseca permanecen en una clínica de alto nivel en Valledupar

Por su delicado estado de salud, fueron trasladados a una clínica de Valledupar, los dos policías que resultaron quemados en medio de un operativo de decomiso de combustible de contrabando en el municipio de Fonseca.

Los patrulleros  Algemiro Deluque Arias presenta quemaduras de tercer y cuarto grado en rostro y cuello; mientras que Kermes Elías López Fince, resultó herido en el pecho, cuello, cabeza y mano izquierda.
Los uniformados habían sido atendidos en primera instancia en el Hospital San Agustín de Fonseca, de donde fueron remitidos a una clínica de mayor complejidad en  San Juan del Cesar y de allí a la capital del Cesar donde permanecen.

El ataque ocurrió cuando los uniformados adscritos al cuadrante 1 se encontraban en la calle 20 con carrera 14 de Fonseca,  realizando la incautación de 20 canecas que contenían combustible de contrabando, las cuales eran transportadas en varias pimpinas en un vehículo Renault 18.

Cuando los policías se encontraban extrayendo los elementos para movilizarlos junto al automotor hacia la Estación de Policía para su aprehensión, se acercaron varias personas del sector para impedir el procedimiento, entre ellas dos hombres que lanzaron gasolina y prendieron fuego en contra de la humanidad de los  patrulleros. Por este hecho fue capturado Martín Enrique Rodríguez Andrade.

“Es un comportamiento demencial que se enmarca en tentativa de homicidio porque es diferente cuando usted agrede verbalmente o le tira una piedra a un Policía, pero en este sentido, intentaron fue segarle la vida con fuego y es grave la situación”, explicó el comandante de la Policía en La Guajira, coronel Henry Sandoval Sánchez