Presidente del Colegio de Médicos de La Guajira, de acuerdo con medidas restrictivas solicitadas por la Acmi

El presidente Colegio de Médicos departamental, Juan Carlos Freyle, se mostró de acuerdo a las medidas solicitadas por Asociación Colombiana de Medicina Interna del Magdalena y La Guajira, para frenar el contagio de Covid-19 en el territorio peninsular.

En entrevista con Cardenal Stereo, Freyle dijo que, en general, preocupan los últimos acontecimientos por el coronavirus en la región Caribe.

En ese orden de ideas, señaló que en La Guajira la situación debe llamar aún más la atención, teniendo en cuenta que es un Departamento que no está preparado para enfrentar una alta de demanda de atención en Unidades de Cuidados Intensivos.

Juan Carlos Freyle, presidente Colegio de Médicos de La Guajira.

“Somos conscientes que el Departamento no tiene una capacidad instalada suficiente para enfrentar todas las proporciones y consecuencias de una demanda altísima por Covid, en cuanto a la atención en Unidades de Cuidados Intensivos”, dijo.

Esto, entre otras cosas, porque no cuenta con una UCI que haga parte de la red pública.

“Entendiéndose la red pública, los 16 hospitales públicos que tiene el Departamento. San Juan, Maicao y Riohacha, son las tres ciudades que en este momento cuentan con el servicio y los obtiene pero por la red privada. Esa red privada en este momento el porcentaje de ocupación cama es muy alto, lo que nos hace pensar que de generarse una mayor demanda de usuarios, no tendríamos la capacidad instalada suficiente para atender a toda la necesidad que demande el pueblo”, agregó.

Entonces, “en aras de ser conscientes de la realidad que tenemos y de las escasas condiciones en la que nos enfrentamos”, señala que deben tomarse medidas drásticas urgentes.

“Igualmente no tenemos un porcentaje importante de recurso humano calificado para trabajar en unidades de cuidados intensivos, nos lleva todo este panorama a pensar que la situación no es la mejor en La Guajira. Por ello nosotros hemos decidido que los más conveniente es que se analice esa situación y que si utilizar esta estrategia ayuda en el tema de contar con recursos de facilitarse las cosas, porqué no hacerlo de forma tal que se ayude a una mejor coordinación y planeación de la eventualidad de estos hechos”, expresó.

El presidente Colegio de Médicos de La Guajira puso de presente que, ciudades como Barranquilla y Santa Marta, donde la capacidad instalada es mayor, así como el número de habitantes, se ven en una situación bastante preocupante, lo que debe ser un reflejo para el Departamento.

Por ello, manifestó que si la solicitud de la Acmi no se acoge de manera general, por lo menos se aplique en municipios como Maicao, Riohacha y San Juan del Cesar.

Panorama en Maicao

El alcalde Mohamad Dasuki reconoció el recrudecimiento de los casos en el municipio fronterizo. No obstante, dijo que desde la administración han tomado todas las medidas para concientizar a la población.

Mohamad Dasuki, alcalde de Maicao.

“Llegó un momento que Maicao tuvo la curva de contagio muy alto y salimos a la calle a concientizar a la gente. Pero no podemos ir siempre detrás de cada persona porque con todo lo que ha pasado la prevención debe ser personal”, afirmó.

Explicó que han venido manejando el toque de queda de 12:00 am a 5:00 am y que para Semana Santa controlarán el consumo de licor en los negocios nocturnos.

El mandatario también dejó ver su preocupación por el alto riesgo de los habitantes de la frontera, al encontrarse la cepa brasilera del Covid en Venezuela.

“Maicao es un municipio que siempre está en la frontera con Venezuela y siempre está en alto riesgo pero hoy nosotros sabemos que hay una nueva cepa en Venezuela. Estamos tomando todas las medidas”, añadió.

En el tema de capacidad hospitalaria, sostuvo que actualmente Maicao tiene casi el 51% de ocupación de camas UCI.

Cabe recordar que entre las medidas de la Asociación Colombiana de Medicina Interna están: declarar la alerta roja hospitalaria; confinamiento total durante 14 días; vacunación permanente las 24 horas; suspensión todas las actividades turísticas y de recreación destinadas para la celebración de Semana Santa, etc.