¿Quiénes están destruyendo los parques y escenarios en Albania?

Los habitantes del municipio de Albania desde hace 15 años veían cómo empezaban a transformarse sus barrios  con coloridas máquinas de juegos y zonas de recreación, que mejoraban la calidad de vida: los parques, lugares que devolvieron la esperanza a barrios y corregimientos que no tenían un lugar de esparcimiento.

Desde entonces, este tipo de proyecto se fue esparciendo por todo el territorio albanés, con un diseño que incluye, en la mayoría de los casos, canchas, máquinas biosaludables, juegos destinados a la primera infancia, plazoletas para realizar actividades multifuncionales y mobiliarios accesibles para las personas en condición de discapacidad, conformado por bancas, mesas, castillos, zona de comida, cafeterías  señalización y canecas.

Todo pensado en que las familias, sin importar su condición, pudieran disfrutar de un ambiente sano y ameno.

De acuerdo con Roque Manuel Barros, secretario general, a pesar de los esfuerzos por mantener los parques en buen estado, existe una preocupación de las autoridades y la comunidad en general por la constante amenaza que enfrentan estos espacios por cuenta de actos vandálicos que ponen en riesgo, no solo la inversión pública, sino la seguridad de quienes los disfrutan.

Hoy es muy preocupante ver el deterioro en bancas, paredes  zona de comidas, lo mismo que el hurto de piezas de las máquinas y del cableado eléctrico, todo esto hace parte del detrimento que sufren estos sitios de esparcimiento.

Un ejemplo de esta situación se registró hace tan solo una semana en el parque La Princesa, ubicado en los barrios Villa One y Sergio Hernández, en el sitio no solo se llevaron los cables de las luminarias, sino que hurtaron la acometida que alimenta el tablero general del sistema eléctrico. La travesura de los “inescrupulosos” han dejado 12 veces a oscuras este importante parque.

Con la misma suerte ha corrido la cancha del barrio El Carmen, el parque del barrio Villa Reina, parque del Sombreron, 26 de Febrero, Divino Niño, cancha La Bombonera, cancha de fútbol Cuestecita y la recién inaugurada  Plaza Principal, a la que en la noche del lunes una de sus bancas fue deteriorada por inescrupulosos.

Para la ciudadanía, se trata de hechos “reprochables” que deben ser sancionados para que no se repitan.

“Se necesita reforzar la seguridad del cuadrante de la Policía. Hay que imponer sanciones porque es la única manera de frenar esta problemática”, dijo Roque Barros secretario general.