Rompimiento de relaciones entre Venezuela y Colombia mantiene a la expectativa a la comunidad de Paraguachón

Un nuevo capítulo protagonizan las repúblicas de Colombia y Venezuela. En esta oportunidad el rompimiento definitivo de las relaciones diplomáticas

anunciado por Nicolás Maduro el pasado sábado, mantienen en alerta las zonas de frontera.

Y pese a que la ruptura promovida por el mandatario venezolano, no ha sido reconocida ni acatada por el Gobierno de Iván Duque, que a través de la Cancillería enfatizó en que las relaciones actuales se mantienen es con el presidente interino Juan Guaidó, Paraguachón no es la excepción a este tenso episodio que se vive entre ambas naciones.

Según Ricci De Luque, presidenta de la Junta de Acción Comunal del corregimiento fronterizo, los rezagos ya comienzan a notarse en el día a día en esta localidad y la situación es preocupante porque desde el domingo se nota bastante soledad en las calles.

“Vemos muy poca entrada y salida de personal a Venezuela. Es preocupante esta situación para la población porque había un poco más de movimiento y la informalidad permitía que la gente se rebuscara”, indicó la líder comunal.

Precisó que en este momento están volviendo a vivir lo que pasó al inicio del cierre de la frontera en 2015, cuando duraron alrededor de dos años sin ninguna fuente de empleo.

Por esta razón hizo un llamado al Gobierno departamental y nacional, para que miren qué medidas tomarán para paliar los efectos negativos de la situación que ya comienzan a sentirse, “porque es alarmante la crisis económica en los hogares”.

“Ayer estaba hablando con un delegado de la Defensoría y le decía que había que hacer lo antes posible un censo para saber en realidad cuántas personas y familias hay estacionadas en Paraguachón entre venezolanos y colombianos”, anotó.

Asimismo, la líder aseguró que actualmente se ve muy poco personal y vehículos por el lado del puente.

“Por ahí escuché que el Gobierno venezolano en Guarero no deja pasar a la gente, que tienen una talanquera, no sé si sea verdad o mentira. Hay unas tractomulas venezolanas que quedaron del otro lado, los dueños son colombianos y quedarán allá hasta que todo vuelva a la normalidad o que las dejen pasar”, apuntó.

Nueva estación de Policía

En declaraciones a los periodistas de Diario del Norte y Sistema Cardenal, el gobernador encargado Wilson Rojas Vanegas, dio un parte de tranquilidad aduciendo que han estado en contacto permanente con el Gobierno nacional.

“Hemos hablado con la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, que ha estado muy pendiente a lo que pueda ocurrir en el departamento de La Guajira”, aseveró.

El mandatario (e) precisó que tienen a todas las instituciones de defensa en el Puesto de Mando Unificado instalado desde el pasado fin de semana, “preparándonos para lo que pueda ocurrir”.

“Tenemos un plan de contingencia para la llegada masiva de venezolanos. Hay una ruta establecida en la cual Migración Colombia es quien primero recibe, luego entra el tema de salud con la Alcaldía de Maicao, la Cruz Roja y posteriormente tenemos preparados un centro de atención integral con Naciones Unidas”, dijo.

Sobre si existía la posibilidad de que la ayuda humanitaria entrara por Paraguachón, Wilson Rojas mencionó que esa opción no está dispuesta.

“Nosotros estuvimos el sábado haciendo presencia en Paraguachón escuchando a los líderes sociales y a la comunidad en general. Dándole apoyo al presidente Duque para recuperar la democracia”, agregó.

Sostuvo que la entrega de ayuda humanitaria ya se suspendió y que incluso ayer pasaron por La Guajira los integrantes de todo el equipo consular de Colombia debido al rompimiento de las relaciones con el vecino país. “No va a haber ayuda por La Guajira, eso fue una expectativa que se creó y había mucho personal venezolano de todo el sector fronterizo, con los cuales conversé”, expresó.

El gobernador encargado explicó, además, que el área fronteriza está relativamente segura por la presencia permanente de la Policía y el Ejército Nacional. “Hay un problema denunciado en la zona y es la alta presencia de mototaxismo y el abuso en cuanto al cobro a los venezolanos, eso lo vamos a corregir con el Tránsito. Relativamente el área está segura y contenta con la Policía y la presencia permanente del Ejército. Pero sí necesitamos fortalecer el pie de fuerza”, argumentó.

Rojas Vanegas señaló que en conversación con el alcalde de Maicao, José Carlos Molina, este se comprometió a donar el lote y “nosotros con la Policía a gestionar los recursos para construir una estación nueva en el corregimiento de Paraguachón”.