Segundo desembolso del Mecanismo de Compensación por Buen Manejo Ambiental en la cuenca del río Camarones

El sábado 6 de marzo del presente año se realizó el segundo desembolso de la Compensación por Buen Manejo del Medio Ambiente en la Cuenca del río Camarones a 33 familias que desde 2019 vienen participando del proyecto de Adaptación al Cambio Climático, implementado por Corporación Semillas de Agua y Pastoral Social de Riohacha, financiado por Caritas Suiza.

Dentro de los objetivos de este proyecto se encuentran:

Validar que es posible y necesario que los sistemas de producción agropecuaria, además de producir alimento sano, contribuyan a la restauración de las propiedades de los ecosistemas de la región (Regulación hídrica, retención de gases de efecto invernadero, polinización, paisajismo, biodiversidad, entre otros).

Hacer ajustes a los modos de producir, de manera que las fincas y la cuenca puedan resistir de mejor forma los efectos negativos del Cambio Climático, como incremento de las temperaturas, disminución de las lluvias, vientos más fuertes y desecantes, así como lluvias más torrenciales.

Diseñar y poner en marcha un mecanismo de Compensaciones por el buen manejo de los territorios y las fincas de la Cuenca del río Camarones.

Para lograr estos objetivos, las familias han participado activamente en formación de capacidades a lo largo de dos años, han montado proyectos productivos con medidas de adaptación al Cambio Climático y dentro de un esquema de no uso de productos tóxicos, se han  producido cosechas, criado especies animales para fortalecer ingresos y autoconsumo (pollos, huevos, peces, cerdos, chivos y ganado vacuno). Además, han hecho compromisos de conservación al interior de sus predios y suman 67 hectáreas a lo largo de la cuenca. El programa ha hecho desembolsos en insumos a las 30 familias, las Instituciones Educativas y el Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos, que se han comprometido con los objetivos mencionados.

A la fecha se han adquirido y entregado insumos, equipos agrícolas y elementos para mejorar el bienestar de las familias por un valor de $183.300.000 millones. Se han establecido y fortalecido sistemas productivos con gallinas ponedoras, gallinas criollas, estanques piscícolas, ganado caprino, bovino y porcino. En esta segunda fase, las familias han priorizado inversiones en el mejoramiento del bienestar de los habitantes de las parcelas y están adquiriendo neveras, lavadoras, computadores para el estudio de niños y niñas, comedores, etc.

Paralelamente se ha creado un ‘Comité Impulsor’ con integrantes de la Cuenca con énfasis en jóvenes, mujeres y agricultores, este comité tiene funciones de veeduría para mantener la transparencia e ir mejorando el programa de las compensaciones  por beneficios ambientales.

¿Qué es el mecanismo de compensaciones por beneficios ambientales?

En pocas palabras los usuarios del agua requieren que la capacidad de regulación hidrológica de la cuenca se mantenga y si es posible mejore, ya que año a año hay más personas, mayor crecimiento de la ciudad y todo requiere de agua en cantidades mayores. Así que se hace necesario que los usuarios del agua contribuyan para que las familias aguas arriba puedan vivir dignamente, con acceso pleno a la salud, la educación, el alimento y que a la vez cuiden y recuperen la cuenca.

Este mecanismo o esquema de compensaciones ya se está implementando en otras zonas del país, Semillas de Agua y el Comité Impulsor han venido reuniéndose con Alcaldía, Gobernación, Corpoguajira para inscribir este mecanismo en la Cuenca del río Camarones y que sea adoptado por Alcaldía y Corpoguajira con diferentes fuentes de recursos que ya existen y se pueden usar en este propósito como los recursos del Artículo 111 o adquisición de predios, la tasa de uso de agua que pagan los usuarios y concesiones de aguas, regalías, entre otros.

Este mecanismo debe ser permanente, es decir, que exista por siempre y que tenga un componente de verificación, esto implica que si las familias de la cuenca no cumplen los compromisos de conservación que se hacen anualmente, no se les puede apoyar económicamente. Esta verificación se sustenta en documentos de caracterización de las fincas, que incluyen zonificaciones socio ambientales por medio de imágenes satelitales y análisis de económicos.

El último componente del mecanismo es que debe ser incremental, de manera que los recursos que reciben las familias se aumenten al menos en los mismos valores del incremento del costo de vida.

Las dos primeras compensaciones  han sido posibles por el apoyo económico de Caritas Suiza, quienes esperan a su vez que Alcaldía y Corpoguajira adopten en mecanismo.