Seis caimanes aguja crecen satisfactoriamente en el Centro de Fauna de Cerrejón

Seis caimanes aguja (Crocodylus acutus), dos meses después de nacidos en el Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón, crecen y se desarrollan de forma satisfactoria de acuerdo con el seguimiento realizado por parte de un grupo de expertos.

Los reptiles nacieron tras un proceso de incubación de tres meses, luego del cual han alcanzado a la fecha una talla promedio de 32 centímetros y un peso de 150 gramos. Una vez los animales alcancen su talla y peso adecuados, serán liberados en el Parque Natural Nacional Bahía Portete, ubicado al lado de las operaciones de la empresa en Puerto Bolívar.

“En Cerrejón estamos comprometidos con la protección y conservación de la fauna en La Guajira, en especial de las especies que se encuentren amenazadas. Una muestra de ello es que somos pioneros en el departamento en el desarrollo de un programa de conservación de especies amenazadas, que contempla un proceso de diferentes etapas que va desde la reproducción hasta la liberación de las crías en sus hábitats naturales”, manifestó Daniel Dávila, superintendente de Biodiversidad, Rehabilitación de Tierras y Compensaciones de Cerrejón.

El programa contribuye a la estabilización en la zona de esta especie amenazada, principalmente por la extinción de sus ecosistemas, así como su caza indiscriminada. Este reptil es fundamental para los ecosistemas donde habita por su aporte a la dispersión de materia orgánica que mantiene altas las poblaciones de peces en la zona, contribuyendo al sostenimiento de la economía local y la oferta alimenticia de las comunidades vecinas a Bahía Portete.

Desde hace más de 10 años, la compañía ha contribuido a la reproducción, rehabilitación y liberación de más de 10.700 animales dentro de los que se encuentran una gran variedad de mamíferos, reptiles y aves.