Siguen los plantones de las familias de los empleados de Cerrejón

Nuevamente los parqueaderos y estaciones de la empresa Amtur, que transportan a los empleados del Cerrejón, volvieron a ser escenarios de plantones por parte de las familias de los trabajadores del complejo carbonífero, esta vez en el municipio de Urumita.

Lilia Aron, esposa de uno de los empleados, pidió la no implementación del “turno de la muerte” y en nombre del grupo de protestantes, solicitó a la compañía que vuelvan a cumplir con ese objetivo institucional.

“Vemos con preocupación, con desconsideración y desagradecimiento la forma como la empresa Cerrejón pretende tratar a nuestros esposos, ya que se vulneran sus derechos ante ese trabajo arduo que ellos han dedicado por muchos años”, expresó.

Contó que sus seres queridos a diario exponen sus vidas en la extracción del carbón y “detrás de ellos estamos nosotras acompañándolos en ese madrugar, en esa llegada, en esa salida”.

Mencionó que aunque hoy les aqueja esta situación, reconocen que “han gozado con las benevolencias y de todos los frutos alcanzados por la empleabilidad institucional”.

Pero esta “desconsideración la miro como una puñalada trapera”, porque “a ese esfuerzo y dedicación de estos hombres a Cerrejón no se le ha dado el valor (…) se visiona una familia desarraigada y se prevé una ruptura familiar, con unos hijos sin su padre y se visiona la salud desde la economía hasta la parte biológica con este turno”.

Por último, pidió a Cerrejón que se coloque en sus zapatos y los invitó a manejar la empatía y a pensar en las familias.