Turismo en Dibulla viene siendo aprovechado sin control y afectan las playas y ríos

La ciudadanía de las poblaciones ubicadas a orillas de los ríos en la Troncal del Caribe, vienen siendo ocupadas por extraños que se lucran a través de negocios de venta de comidas, sin el debido permiso de las autoridades civiles y ambientales, lo cual crea inconvenientes en la comunidad, cuyos espacios están obstruidos y no les permite el normal acceso a los afluentes. 

Algunos propietarios de negocios, son conscientes del daño que generan los desechos que son tirados en cualquier lugar y optan por recogerlos y dejar los lugares libres de elementos contaminantes, al colocar canecas para trasladar los elementos desechables y evitar que origen daños al ecosistema.

En algunas poblaciones, como Riohancho y Mingueo, donde los patios de las viviendas limitan con los afluentes, algunos propietarios no tienen claro el daño que ocasiona la proximidad de las residencias cerca a los afluentes, vecinos de las áreas se encuentran preocupados, ya que de esa forma los ríos se contaminan y perjudican a los habitantes de la parte baja que consumen el vital elemento. 

Personal de la Umata en Dibulla estará realizando visitas a esos lugares, y de paso realizar una campaña pedagógica en procura de que las comunidades sean conscientes del daño que acarrea arrojar basuras cerca a los afluentes, toda vez que estas son las únicas fuentes hídricas con las que cuentan las mismas, en el evento que reincidan serán denunciadas ante Corpoguajira entidad que tiene la facultad de efectuar las respectivas sanciones ambientales.