Turismo en Riohacha: sector clave para la reactivación económica del Distrito en la pospandemia

En las últimas dos semanas se ha incrementado notablemente la proporción de muestras positivas de Covid-19 en el Distrito de Riohacha.

De acuerdo con los datos suministrados por el Instituto Nacional de Salud (INS), el pasado 22 de agosto Riohacha presentó una tasa de incidencia de 1.014 por 100 mil habitantes.

En ese sentido, el departamento de La Guajira ocupa el segundo lugar en la tasa de incidencia por 100 mil habitantes después del municipio de Maicao, que presenta un indicador de 1.148.

Según los datos del INS, a corte del 20 de agosto, Riohacha presenta una tasa de mortalidad de 427 fallecimientos por millón de habitantes, muy por debajo de la tasa  de Maicao de 987 fallecimientos por millón de habitantes.

Si se compara a Riohacha con las otras capitales de la región Caribe, la tasa de mortalidad por 1 millón de habitantes tiene uno de los índices mas bajos de la región junto a San Andrés, y muy por debajo de Montería, Barranquilla y Sincelejo o de otros municipios de la Costa como Galapa, Ciénaga, Malambo y Soledad que presentan las tasas de mortalidad más altas del país con Leticia.

A la fecha, el aislamiento preventivo en la ciudad cumple 153 días, siendo una de las ciudades con mayor rigidez a nivel nacional con medidas como el ‘pico y cédula’, toque de queda después de las 7:00 p.m. y los fines de semana. Este tipo de medidas han contribuido para que el Distrito presente una de las tasas de mortalidad más bajas de la región Caribe.

Sin embargo, el modelo de cuarentena implementado ha generado un impacto considerable en la quiebra y cierre de negocios, empresas y en el aumento del desempleo, de  la pobreza y el bienestar de los habitantes.

 La cuarentena ha tenido un impacto nocivo sobre los pocos negocios formales en la ciudad como restaurantes, hoteles y empresas de comercio.

En ese contexto, la capital de La Guajira debe continuar con los esfuerzos y medidas para proteger la salud de los habitantes. No obstante, la cuarentena no puede ser la única herramienta. Para ello, será necesario el mejoramiento del sistema de salud, la capacidad de monitoreo de casos e incrementar el número de pruebas junto con una estrategia fuerte de cultura ciudadana.

Paralelo a esto, será urgente dirigir esfuerzos y acciones concretas para atender la crisis económica, social y fiscal que enfrenta Riohacha. Es importante recordar una vez más que en junio de 2020 la tasa de desempleo fue de 31,5%, lo que representó un incremento de 17,1 puntos porcentuales frente al mismo mes en 2019.

Por otra parte, problemáticas históricas de la ciudad como la informalidad laboral, los altos niveles de pobreza y el bajo recaudo de recursos propios por parte de la Alcaldía Distrital, se han agudizado con la pandemia. Ante este panorama oscuro, Riohacha requiere de manera urgente un plan de reactivación económica con el objetivo de dar respuesta a esta crisis.

Reactivación turística

Este plan debe incluir todos los sectores económicos representativos haciendo mayor énfasis en el turismo. Cabe recordar que, junto al sector de comercio y reparación de vehículos, el sector de alojamiento y servicios de comida venía generando ingresos y empleos a más de 30 mil personas al finalizar el año 2019 en Riohacha (Dane, 2020).

El plan de reactivación económica de Riohacha debe tener un enfoque estratégico hacia el turismo. Por ello, será necesario en primer lugar la adopción de protocolos de bioseguridad de restaurantes, aeropuerto, hoteles, playa y sitios de interés para que se adapten a la nueva realidad mundial, pero que a su vez generen ingresos y empleo.

El Covid-19 debe ser una oportunidad de mejora para una ciudad que viene rezagada por décadas en términos de competitividad y dinámica económica. El turismo viene posicionándose como sector promisorio desde hace varios años, no obstante, aún no se ha materializado con resultados esta apuesta de desarrollo.

Recientemente, el gobernador Nemesio Roys Garzón presentó ante el Gobierno nacional la construcción de La Marina de Riohacha y la adecuación y amoblamiento de los espolones del Distrito como proyectos bandera para fortalecer el turismo del Departamento, apuntándole a la reactivación económica del territorio.

No obstante, aunque serán de gran aporte para Riohacha y La Guajira, estos dos proyectos no son suficientes para mitigar la grave situación económica y social de la ciudad y el gremio turístico.

Es pertinente impulsar un ejercicio de concertación y codiseño de acciones y estrategias para fortalecer el sector turístico de la ciudad. Es una oportunidad valiosa para lograr una coordinación entre las instituciones públicas del orden nacional y territorial, los representantes de los gremios y los medianos y pequeños empresarios del sector.

Riohacha está urgida por diseñar e implementar una estrategia de fortalecimiento económico enfocada hacia la generación de empleos formales  que mejoren el bienestar y el ingreso per cápita de los habitantes. Es la oportunidad de  iniciar la transformación de Riohacha hacia una ciudad atractiva para el turismo y la inversión.

Fuente Guajira 360 grados