Unidad de Atención de Afrodescendientes se tomó la oficina zonal del Icbf en Fonseca

del zonal número tres del Instituto Colombiano del Bienestar Familiar –Icbf– en el municipio de Fonseca.

Pedro Amaya, consultivo afrodescendiente por municipalidad, comentó que “esta toma se hizo en vista que en días anteriores se firmó un acta de acuerdo de concertación en el Bienestar Familiar, con el alcalde y el personero como garantes y con la Fundación Piedralipe y no se ha dado cumplimiento a los acuerdos, lo que nos obligó a tomar esta vía de hecho”.

Asimismo, indicó que como organización constituida en el municipio de Fonseca, la Fundación Piedralipe ha llegado con unos aliados dirigentes a “torpedear la viabilidad del proceso afectando a 1.744 usuarios en la atención a la primera infancia y le pedimos a los entes gubernamentales que nos den posible solución”, dijo.

Amaya manifestó que la fundación comenzó a laborar con personas diferentes a ellos, violando los acuerdos y complaciendo a otras personas, “tenemos la esperanza de llegar a un feliz término en nuestro proceso de conformidad como lo estipula la ley”.