Unidad del Riesgo pidió apoyo al Gobierno nacional para superar emergencia en la Serranía del Perijá

Incontrolable. Así se encuentra el incendio forestal que viene consumiendo desde hace varios días una parte de la Serranía del Perijá, en zona rural del municipio de Fonseca. La alerta fue generada por el director departamental de la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres, Gregorio Rincones, quien indicó que la emergencia ya ha consumido alrededor de 2.000 hectáreas entre las veredas Las Colonias y Las Bendiciones, jurisdicción del corregimiento de Conejo.

Precisó que con el apoyo del Batallón de Ingenieros número 10 Bimur y efectivos de los Cuerpos de Bomberos de toda La Guajira, han estado trabajando para sofocar las llamas, “pero ya el acceso es muy difícil”.

“El apoyo que hemos solicitado desde la semana pasada no lo hemos recibido porque nos manifiestan que las horas de vuelo ya han sido consumidas. En el transcurso de la mañana de ayer hablamos con el director Nacional de la Unidad de Gestión del Riesgo, Eduardo José González, para obtener apoyo, así como al Ministerio de Defensa porque en realidad hay varios focos que tenemos donde es difícil el acceso y no podemos exponer la vida de las unidades que se encuentran sofocando el incendio”, afirmó.

Rincones aseguró que ya retiraron los efectivos del Ejército y los Bomberos y harán todo lo posible para que desde el Gobierno nacional les manden el apoyo helicoportado, porque “se nos sale de las manos, humanamente se ha hecho lo posible por atenderlo pero ya es difícil”.

“Agotado el personal de Bomberos acá en el Departamento y con el Ejército que ha estado articulando para poder intervenir. Hoy haré el requerimiento al Ministerio de Defensa porque no podemos dejar que la flora y la fauna se nos consuman en llamas”, dio. El director departamental de Gestión del Riesgo también manifestó que están necesitando con urgencia el apoyo aéreo, pues hay otros focos de incendio reportados por el San Agustín, los cuales son “verdaderamente preocupantes”.

En ese sentido, les hizo un llamado a los agricultores y campesinos del Departamento para que tengan cuidado al hacer sus prácticas de alistamiento de tierras.

“Es difícil, hay que buscar más conciencia en las comunidades para poder mitigar esta situación para que no se nos presenten estos casos en las épocas secas y que ellos puedan hacer su alistamiento de tierras con otras técnicas. Hoy estamos en una situación donde se han devastado más de 2.000 hectáreas en esta zona”, señaló. Gregorio Rincones fue enfático al decir que este año La Guajira prácticamente ha estado bajo las llamas, porque “desde enero hasta la fecha vamos en alrededor de 3.600 hectáreas quemadas”, y aseveró que aunque la zona de la Serranía del Perijá ha sido la más afectada, las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta también han sido golpeadas.

Sobre algunos incendios presentados en el sector de Bañaderos, frente a La Arena y Machobayo, zona rural de Riohacha, añadió que es el Distrito quien debe reportar la emergencia cuando “se le haya desbordado la capacidad de atención”.

“Ahí es que entramos nosotros como departamento. ¿Qué está pasando con estos incendios forestales? Que los reportes llegan muy tarde cuando gran cantidad de hectáreas se han consumido. Ahorita mismo haré lo pertinente de comunicarme con el Distrito y de ahí coordinar con el Departamento para poder sofocar las llamas”, puntualizó.

Cabe recordar que la Reserva Forestal Protectora Serranía de Perijá, abarca una extensión de 23.882,7 hectáreas que se ubican entre los municipios Barrancas, Fonseca y San Juan del Cesar.

La serranía está rodeada de bosques secos, andinos y subandinos. Protege las cuencas hidrográficas de los ríos Cañaverales, Palomino, Cerrejón y los arroyos Conejo, La Quebrada, Seco y Caurina, afluentes del río Ranchería.

De igual manera garantiza la provisión de agua para el desarrollo de las actividades productivas que se desarrollan en el área natural.