Voluntarios de 14 empresas llegaron a Maicao para compartir con las comunidades indígenas

Luego de realizar un trabajo social en varias comunidades rurales pertenecientes al municipio de Maicao, regresó ‘el tren de voluntarios’ de 14 empresas del país agremiadas a la Asociación Nacional de Industriales –Andi–, el gremio económico más representativo de la plataforma productiva colombiana.

Bajo la estrategia ‘Vamos Colombia, Vamos Maicao’, durante cuatro días este personal, al cual también se integraron miembros del Ejército, exintegrantes de las antiguas Farc, médicos y una numerosa nómina de recreacionistas y dibujantes, en asocio con líderes y voceros de comunidades indígenas, realizaron diversos trabajos de pintura, construcción de aulas y otras labores para darles unas pautas sobre convivencia y alternativas para sacar a su gente adelante.

Para Licet Beltrán, vicepresidenta del voluntariado, esto hace parte de un ejercicio que se hace en el marco del programa Alianzas para la reconciliación a través de Usaid. “El propósito es acercar a las empresas a territorios que han sido excluidos por las dinámicas del conflicto y la migración, para que hayan encuentros y ser más incluyentes y equitativos, pero sobre todo un país mucho más competitivo”.

Aproximadamente 150 voluntarios de 14 empresas y la Fundación Libros Libres compartieron con las comunidades guajiras y disfrutaron de las ludotecas, atención a infantes y otras actividades de recreación y soporte creativo en aras de contribuir a mejores espacios dentro de cada comunidad.

‘Vamos Colombia’ es una actividad de sensibilización que busca que en el futuro las empresas tengan a Maicao en sus planes como una opción para otros detalles, como ofrecer regalos en navidad y si la región ofrece algunos productos, los radares de dichas compañías se puedan dirigir a estas tierras para ser adquiridos por dichas empresas para usarlos como materia prima.

De esta manera, las pequeñas unidades productivas de las regiones, sobre todo las más vulnerables, tengan oportunidades en el mercado industrial.

“Aunque el ejercicio es netamente de las empresas privadas, no deja de constituirse en un reto para el Estado, pero es también la oportunidad para que entre todos se trabaje por un país diferente, el mismo con el que se sueña para las generaciones futuras que integraran los hijos y los nietos de quienes forjan el presente”, comentó Beltrán.

Para Aldemiro Santo Choles, secretario de Gobierno de Maicao y gestor de esta iniciativa, “lo que se demostró en estos cuatro días es que en este país somos un montón de gente buena haciendo cosas buenas”.

Citó el caso de unas escuelas donde hay más de un centenar de alumnos venezolanos que se beneficiaron con esta estrategia, convirtiendo lo que él llamó “el país más solidario del mundo” con la corriente migratoria del vecino país.

Choles destacó el ánimo del ‘tren de voluntarios’ que dejaron a sus familias para venir a compartir con las comunidades que hoy demuestran también estar muy agradecidas con las personas que de diferentes ciudades del país, vinieron a compartir con ellos estos días.