Los artistas también podemos

En algunas partes de Colombia y a veces hasta en nuestra misma región existe algo de estigmatización hacia los artistas vallenatos, pareciera que un compositor, cantante o músico en general del vallenato no puede armonizar su vena artística con otras de las profesiones liberales.

Hace tres años en mi condición de personero para Asuntos Disciplinarios de Bogotá, tomé la decisión de destituir a un funcionario del más alto nivel de la administración Distrital, y en un debate de control político en el Concejo de Bogotá se escuchó a una concejala decir: “Ahora hasta los cantantes vallenatos se las dan de que saben de derecho disciplinario, de cuando acá, un tal personero Naín que yo lo he visto por ahí pero cantando, ahora viene a destituir e inhabilitar a fulano de tal”.

Quiero hoy mencionar algunos casos de artistas vallenatos que han logrado destacarse también en otras profesiones y que han derrumbado ese mito de que el músico solo sirve para parrandear o ‘mamá ron’.

Fernando Dangond, autor de éxitos como: ‘Águila Furtiva’, ‘Miedo al Amor’, ‘Nació mi Poesía’, entre otros; es a la vez un prestigioso médico internista, neurólogo y científico, que ha llegado a ser profesor en sus especialidades de la prestigiosa Universidad de Harvard.

La abogada y cantante Lucila Mercedes Vidal Luque, más conocida como ‘Corazón Vallenato’, prestigiosa profesional del derecho, docente universitaria, conferencista internacional, recientemente nombrada como directora departamental de Fiscalías en el Cesar.

El exitoso compositor Fernando Meneses, autor de ‘Canasta de Ensueños’, ‘Momentos de Amor’, ‘Relicario de Besos’ y otros, logró compaginar su carrera de buen compositor con la de un prestigioso médico especialista en gineco-obstetricia, del que se dice es uno de los mejores profesionales colombianos en esa especialidad.

El gran cantautor y prestigioso abogado Rafael Manjarrez ha llegado a los más alto cargos directivos como profesional del derecho, ha hecho parte de la Junta Directiva de Sayco y se desempeña con lujo de detalles como notario de Santa Marta

Y así podría mencionar a decenas de músicos vallenatos y excelentes profesionales en otras disciplinas.

Regresando al improperio que recibí de la concejala; por estos días con motivo de la elección de personero de la capital del país, me tocó presentar entrevista ante el Concejo, siendo calificado entre los 3 mejores aspirantes; lo extraño es que la misma concejala que me había tildado de simple cantante vallenato, me otorgó una de las mejores calificaciones.