Menor kankuama quedó embarazada tras ser abusada durante dos años por miembros de su etnia en la Sierra Nevada

Una niña indígena de 12 años fue abusada sexualmente, durante dos años, por seis hombres de la misma etnia, en un asentamiento kankuamo situado en inmediaciones del corregimiento de El Mojao, jurisdicción de Valledupar.

Producto de esas violaciones, la menor quedó embarazada y está siendo atendida en un centro asistencial donde le practicarán un aborto debido a que su vida corre peligro.

Este caso fue denunciado por Nohora Pacheco, presidenta de la Asociación Indígena Kankuamos Unidos, quien explicó en entrevista con BLU Radio, que «el padre de la niña llegó aquí a pedirnos ayuda porque, según él, los líderes del resguardo no habían hecho nada para denunciar el hecho. Acompañamos al padre a poner la denuncia y a pedir el apoyo de Bienestar Familiar».

«Desde hace muchos años se vienen presentando hechos aberrantes como estos, pero a muchos les da temor denunciar estos casos», sostuvo Pacheco.

Así mismo, la líder de la organización contó que lo más grave de este caso es que a la niña se la turnaban entre ellos mismos, cuando la menor salía de su casa a hacer mandados, «ahí aprovechaban».

Cabe anotar que los seis hombres implicados en el aberrante hecho huyeron de la zona.