No al terrorismo

La Guajira se suma al rechazo de los colombianos al acto de barbarie ocurrido en la Escuela de Policía General Santander en Bogotá, donde 21 jóvenes perdieron la vida y 68 más resultaron heridos.

Nuestra solidaridad a las familias de quienes se formaban para defender a su país, y que lastimosamente hoy lloran por el acto cruel de una guerra que no es nuestra.

Duele tener que volver a recordar los atentados dinamiteros ocurridos hace muchos años en distintas ciudades del país, donde numerosas familias perdieron a seres queridos que hoy siguen extrañando.

El acto terrorista de ayer, generó la solidaridad de todos los colombianos para rechazar las acciones de los violentos que se creen con plenos derechos para acabar con la vida de personas inocentes, en este caso un grupo de jóvenes dedicados a estudiar y con objetivos claros para su futuro.

Colombia no puede darle paso a estos actos de barbarie, cuando además se está viviendo un proceso de paz que logró firmarse con las Farc, en medio de muchas dificultades pero que ha permitido contar con un actor menos de la violencia.

Es también la oportunidad para expresarle al presidente de la República, Iván Duque Márquez, que las regiones le apuestan a la institucionalidad y por lo tanto tiene pleno respaldo de los guajiros para que no desmaye en el objetivo del castigo que merecen quienes atentaron contra la vida de estos 21 jóvenes.

Es la ocasión para decirle que siga avanzando con los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional a pesar de este acto delincuencial del que se les responsabiliza, porque los colombianos merecemos vivir en un país tranquilo, donde se dé valor a la vida.

Este trago amargo debe pasar y todos los ciudadanos de Colombia nos unimos para respaldar al Gobierno nacional, y a una institución que como la Policía trabaja todos los días para garantizar la seguridad ciudadana, pero que hoy llora a 21 jóvenes que se formaban para seguir sirviéndole a su país.