25 años de epidemiología para la salud pública de Colombia

Por Normando José Suárez Fernández

A los tres años de promulgada la Constitución política y al año y medio de sancionada la controvertida ley 100 que crea el sistema de seguridad social integral, inicia su formación académica (24 de julio 1995) la primera corte de la Especialización en Epidemiología de Campo en la Fundación Universitaria Juan N. Corpas por iniciativa del médico, salubrista y epidemiólogo vallenato Máncel Enrique Martínez Durán, fallecido el 13 de agosto de 1919. Lo acompañamos en la creación de ese posgrado el estadístico José Eliseo Parra y el suscrito sociólogo y docente de la Universidad Nacional de Colombia.

El antecedente de esa iniciativa partió de la experiencia compartida de los Sistemas Locales de Salud –Silos– que fue una estrategia acordada por la Organización Panamericana de Salud en 1988 para la reorganización y reorientación de los sistemas de salud sobre la base de los procesos de descentralización y desarrollo territorial con una renovada atención primaria en la búsqueda de la equidad con solidaridad y justicia a toda la población.

A diferencia de la epidemiología clínica, la especialización de Campo que se ofrece desde 1995 se caracteriza porque está centrada en la intervención para controlar una enfermedad que debe ser lo más inmediata posible a partir de la recolección de la información primaria y la acción que se realiza en el terreno como se puede evidenciar en los brotes, epidemias, y ahora en la pandemia del nuevo coronavirus que afectan al país y sus territorios.

La especialidad que cumple sus bodas de plata ha formado cincuenta promociones con 880 graduados no sólo en Bogotá sino que el programa ha desarrollado cortes en Valledupar (En convenio con la Universidad Popular del Cesar a partir de 1999 hasta 2009), Cartagena, Santa Marta, Yopal, Arauca, Florencia y San José del Guaviare. Por invitación extensiva de uno de nuestros egresados participamos en el montaje e implementación de cuatro cortes de la especialización en Epidemiología en la Fundación Universitaria del Área Andina (1999).

La formación de los estudiantes se focaliza en el campo de la epidemiología adelantando proceso de investigación prácticos en términos de planes de salud municipales, distritales o departamentales; planes estratégicos o gerenciales de EPS, ESE, IPS, ARL y planes de acción epidemiológicos para las poblaciones más vulnerables (Niñ@s- adolescentes-jóvenes, adulto mayor, discapacitad@s, género, etnias y víctimas del conflicto). A partir de estudios de casos, los titulados egresan entrenados y con capacidades para preparar, concertar, adoptar, ejecutar, monitorear, seguir y controlar cualquiera de los instrumentos de planeación anteriormente enumerados.

En este cuarto de siglo, como trabajo de grado de la especialización se han evaluado, reformulado, aprobado, implementado y monitoreado técnicamente alrededor de 300 planes territoriales de salud armonizados con los respectivos planes de desarrollo municipal y departamental. En esas hojas de ruta epidemiológica no sólo se han descrito, medido, sino que se ha identificado causas y priorizado de lo que se enferma y se muere la población en municipios, distritos y departamentos.

Complementariamente, se diseñaron las intervenciones en términos de políticas y proyectos con sus recursos y fuentes de financiación correspondientes para modificar la situación de morbimortalidad adversa de una comunidad en un espacio determinado.

En la coyuntura actual, con su trabajo especializado en terreno, están demostrando su habilitación para diseñar e implementar modelos de intervención, programas e instrumentos estratégicos con el objeto de enfrentar la emergencia de un brote, epidemia o una pandemia como el Sars Cov-2.

En perspectiva, se coloca a disposición del país, las regiones y localidades ese activo cualificado de talento humano para asumir el reto de superar la etapa de mitigación y supresión del Covid-19 en su momento de post pandemia.

Vincularlos por las instituciones y acogerlos por la comunidad nacional y territorial para que cumplan su misión en esta calamidad sanitaria es la mejor forma de celebrar las bodas de plata de la especialización en Epidemiología de Campo de la Fundación Universitaria Juan N. Corpas, pero sobre todo, honrar la memoria y preservar el legado del maestro Máncel Enrique Martínez Durán.