A jugar codazos

Ya tengo varios días de estar encerrado, pues Mercy al mejor estilo de Colas Guerra “con una 45 en la puerta de la casa” no me deja salir y tengo que lavarme las manos cada 15 minutos y las tengo en carne viva con el argumento de que ella todavía está joven para quedar viuda y ‘Pane’, ‘Meche’ y ‘Macoquito’ me disparan desde trincheras diferentes en el mismo sentido y pienso yo, que todavía les hago falta a todos y por ello cumplo órdenes.

Analizando y pensando, leyendo y escribiendo se me pasa el tiempo y para ayudarme compré una dama china que todavía no he estrenado y voy a invitar a mis vecinos Leovedis Martínez, Rodrigo Morón, Benjamín Jiménez, Álvaro José Soto, Hugo Aroca, Guille Botero, ‘Nando’ Guerra, Wilson Molina y ‘el Cachaco’ Chaparro, para ver si echamos unas manitos de dominó, lavándonos las manos y usando tapabocas y si es posible guantes para manejar el billete que es uno de los medios de propagación de la vaina esa que nos tiene en jaque o jugamos simplemente masote o más bien codazos. Esto es en serio, estamos ante la Tercera Guerra Mundial que sin bombas, misiles, aviones y barcos y sin un tiro nos tiene acoquinados y dispuesta a acabar con cuanto viejo hay, pero también con todo el que se le atraviese, si no llega un Fleming, creo que así se escribe, descubridor de la Penicilina con una droga o vacuna salvadora, acordémonos que la influenza o catarro en 1919 se llevó por delante a 40 millones de personas y nos salvó la Penicilina o de no de pronto yo no estuviere escribiendo esto y ustedes leyéndolo.

Bueno a encerrarse todo mundo ordenaron nuestros gobernantes con el señor presidente a la cabeza, sabroso así, para los que encerrados nos llega el biyuyo, pero para el que no tenga y tiene los hijos pidiéndole comida, ¿qué hacen?, lo deja llorar y morirse de hambre, no señor, ese tiene que salir a buscar o a rebuscar la platica para sus hijos. Ya en Estados Unidos Donald Trump ordenó entregarle a cada ciudadano que lo necesite 1.000 dólares, algo así como 4 millones de pesos, será posible que aquí con la ayuda de Ecopetrol, Reficar, Banco de la República y otros entes oficiales, con la colaboración del Grupo Aval, Sura, Grupo Antioqueño, que creo que es lo mismo, Ardila Lulle y cientos de ricos tapaos que tiene este país le entreguen a los afiliados al Sisbén un milloncito para los gastos de un mes. Yo creo que sí, pero con cuidado para que no se vayan a colar los avispados de siempre.

Esto va a ser la gran tragedia, ya no se consigue un tapaboca, un bactericida, no hay Redoxón ni Vitamina C por ninguna parte y lo único difícil será agotar el jabón, pues según el doctor Marcelo Calderón el de potaza, Azulin, Oro, Fab, Ariel, Rindex, Rey, Único y demás barras y polvos son los mejores para lavar las manos, pero para rematar no hay agua, así bien claro, no hay agua y cuando hablo de los besotes o una compuerta con toda la técnica moderna en Hurtado me dicen loco, que estoy de remate, pero seguiré con mi locura y algún día la clase dirigente de este departamento tendrá que interesarse en el tema.