A las mamás en su día

Mañana domingo 12 de mayo se celebra de manera universal, el Día de las Madres. Qué mejor homenaje que hacerles un reconocimiento sincero, humilde de este columnista a las mamás villanueveras, mi terruño ancestral.

Villanueva como lo he expresado en tantas cuartillas de opinión, siempre se ha mantenido en la cúspide en su intelectualidad y en la grandeza de sus hombres quienes han forjado patria en bien de Colombia y por ende en bien de Villanueva.

Esos vientres prodigiosos que han engendrado tantos prohombres en las diferentes facetas de la vida: en el campo profesional, en la cultura, en las letras, en la espiritualidad, en el área de la justicia, en el área de las relaciones humanas, en la política, en la educación, en las labores más simples que se convierten en las más trascendentales y pare de contar; en ellos se cimenta la grandeza de esa mamá villanuevera que con momentos de gloria, también de tristeza dignifica el señorío de este pueblo hermoso.

Mencionarlas a todas, el espacio de dos cuartillos no daría para hacerles este homenaje más que justo y merecido. Pero permítame mis queridos lectores nombrar algunas en sus diferentes facetas. Disculpen ustedes que comience con mis dos madres Carmen Bracho Arias y María del Carmen Bracho Mendoza, mis viejitas queridas, quien a pesar de no estar ellas con nosotros en el mundo terrenal, sí las llevo prendidas en lo más íntimo y recóndito de mi corazón. Se me fue la que me trajo al mundo, pero en recompensa me dio otra madre, quien con su cariño y su humanismo me ha prodigado tanto amor que no tengo cuando pagarle, ella es Eloísa María Amaya de Daza, madre de mis hermanos los Daza Amaya, que siempre los llevo prendidos en mi alma y en mi ser. Otra gran señora que se ha ganado mi cariño es Lucila Daza viuda de Baquero, la madre de mis hermanos, los Baquero Daza, ella siempre ha mantenido honestidad, transparencia y su don de gente con el pueblo villanuevero.

Ahí mismo encontramos otra gran matrona villanuevera como lo es Julia María Bolaño, quien a punta de lucha y sacrificios logró sacar a sus hijos como grandes profesionales que dignifican a Villanueva. Otra matrona villanuevera es Nisida ‘Chía’ Ovalle, viuda de Peñaloza, quien forjó una familia honorable y allí están sus hijas que la honran con sus buenos procederes: Cielomar Peñaloza de Lacouture, Orieta Peñaloza de Mazeneth, Flor Peñaloza de Fuentes y Silvia Peñaloza de Marín. Un reconocimiento especial a mi amiga del alma Liliana Patricia Socarrás Baute, quien siempre engalana a la tierra villanuevera. Otras tres grandes matronas que engrandecen a sus hijos son las hermanas Elva Dolores, María Teresa y Luduvina Rodríguez Daza (quien ya partió al mundo celestial). Como también matronas de tallas honorables como: Fanny Ferreira viuda de Martínez, Hildegar Ovalle de Gómez, Noris Brujes viuda de Damire; Rita Contreras Cabrera, la madre más longeva de Villanueva; Yolanda Bula, Perfecta Brito, Rosa Murgas viuda de Pizarro, Agripina Peñaloza de López, Olinda Daza Mojica, Elizabeth Daza de Morillo, Josefina Peñaloza de Daza, Esneider Morón Díaz, Inés Dangond Cuadrado, Mireya Fuentes de Liñán, Felicia Montero de Araújo, Antonia Daza Jiménez, Serafina Ferreira de Orozco, Zunilda Maya de Lacouture, entre otras quienes han forjado familias ilustres que le han dado lustre a su pueblo y a su región.

Permítanme ustedes mis queridos lectores, también hacerle un reconocimiento a Mari Daza Orozco, María Dávila viuda de Mazeneth, Araceli Vence de Vega, Leonor Mazeneth Cabello, Teresa Orozco de Orozco, Rosa Daza Crespo, ‘Yiya’ Amaya, Rosita Daza Peña y su hija Yesenia, Flor López, Matilde Fuentes viuda de Dangond, Socorro y Margarita de Jesús Morales Dangond, Edilma Rodríguez viuda de Gutiérrez, Ledis Mendoza viuda de Rodríguez, Dilia Valverde viuda de Fernández.

Cómo no hacerle un reconocimiento a tantas educadoras que se han convertido en la fuente del saber de tantos profesionales que han horrado a Villanueva: Josefina Ramírez David y Estela Zabaleta Montero; Nimia Mendoza Ariza, Dionisia Olivella, Gloris Habid de David, Alba Rodríguez Cárdenas, Ana Francisca García Quintero, Sofía Calderón, Delfina Meza López, María Clara Olivella, Nuris, María y Cilia Dangond Soto, Rosa Vega Botello, Sara y Cielo Morillo Suarez, Carmen Cortes Morales, Amalfi Altamar Daza, Omaira Ariza, Diana Álvarez, Omaira Vicioso, Teresa ‘la Cha’ Ariza, Rosa Pérez Baquero, Fanny Contreras, Elaina Ibarra, entre otras.

También un reconocimiento a mamás empresarias que han jalonado el progreso de la Cuna de Acordeones: Luzmila Dangond Soto, Virgilia Torres Cárdenas, Mercy Fernández Valverde, Linney Peñaloza Becerra, Rosalba Villero Muegues, Margarita Rumbo, Zolin Quintero, Edilsa de López, Cecilia Corrales, Martha Ustariz de Ibarra, Lisandra Montero, entre otras. Un reconocimiento especial a Diana Maestre Orcasita, Kelly Arias de Romero, Nubia Reyes, María Victoria Poveda, Ruby Quintero de Dangond, Luz Amparo Cruz Barreto, a todas las mamá villanueveras toda mi admiración y mi cariño en este día tan especial.