A propósito del coronavirus en La Guajira

Si ser médicos,  a quienes respeto y admiro por la intensa labor que diariamente realizan contra los pacientes infectados por el Covid-19, quiero contar cual ha sido mi experiencia como docente del Centro de Formación de Comfaguajira. Teniendo en cuenta el protocolo exigido por el gobierno nacional, como uso de tapaboca, lavarse las manos y el distanciamiento social, nos hemos concentrado en el trabajo diario y permanente con  muchos estudiantes  utilizando la plataforma denominada Q10, que es una herramienta fundamental para trabajar con nuestros estudiantes a distancia.

Esta plataforma  permite que los estudiantes y alumnos  puedan colaborar para crear y compartir conocimientos, y desarrollar nuevas maneras de enseñar y aprender que capten la atención y estimulen la imaginación de los estudiantes en cualquier momento y lugar, mediante cualquier dispositivo. Además, al conectar y habilitar a los estudiantes y los educadores, podemos acelerar el crecimiento económico y mejorar el bienestar social en todo el mundo. Debemos trabajar juntos, en red, para construir la sociedad del aprendizaje global.

Lo primero es claro y preciso, es que, nadie pensaba que con la pandemia del Covid-19, iba a cambiar todas la actuaciones de los colombiano y mucho menos en el sector educativo, que hace rato venía solicitando las herramienta necesaria para ingresar en el mundo de las redes sociales y el manejo de las plataforma informáticas; aquí el gobierno nacional es muy poca las acciones que han implementado, para tratar de entender esta situación que vive los alumnos de estrato 1, 2  y 3 en todo el territorio colombiano y en especial en sectores como La Guajira, El Chocó,  San Andrés Isla, y la  Orinoquía,  también conocida como Llanos Orientales, que son los sectores más golpeado por el Covid en el sector de la Educación.

Según un estudio realizado en La Guajira,  nos enteramos que este departamento solo cuenta con internet  según la Cámara de Comercio de La Guajira,  con 47.127 suscriptores con acceso fijo a internet, es decir, un índice de penetración del 4,4% teniendo en cuenta el total de la proyección poblacional, según el documento denominado, Cámara de Comercio mide satisfacción de los empresarios con el servicio de internet. Pero teniendo en cuenta el número de habitantes con que cuenta nuestro departamento y según el Dane,  La Guajira tendrá en el 2021, más de  1.100.000,  personas,   sin contar toda la población emigrante que hay en nuestro territorio. Ese internet que plantea la Cámara de Comercio se ubica exactamente en la zona urbana de todos los municipio de La Guajira, pero el gran problema es que hay territorios como el de Uribia, donde el 80%  de la población, corresponde al área rural, donde viven nuestro hermanos wayuú, que no tienen internet, a pesar de que el Carbón, que se explota en el Cerrejón es exportado en puerto Bolívar  donde se desembarca a otros países como Europa  y Estados unidos.

Antes de la llegada del Coronavirus, la existencia de una crisis de aprendizaje a nivel mundial era innegable. El Banco Mundial en su artículo titulado “Poner fin a la pobreza de aprendizajes: Una meta para incentivar la alfabetización” publicado en noviembre del 2019, asegura que esta crisis de aprendizaje amenaza la posibilidad de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y trunca los esfuerzos globales por desarrollar el capital humano. Ante estas situaciones que ha hecho la gobernación de La Guajira y los 15 municipios de nuestros departamento y el gobierno nacional, para lograr que nuestros jóvenes tengan acceso a internet. Absolutamente nada. Entregar unos Chips sin teléfono es como tener la mamá, pero tenerla muerta. Es obligatorio que obliguen a las empresas telefónicas incentivar el uso del internet en La Guajira,  entreguen a todos y cada uno de los establecimientos educativos del sector público, Tablets y computadores  a cada estudiante y garanticen que en los parques y biblioteca que hay en La Guajira tengan internet gratuito. Pero los docentes tenemos que garantizar que cada alumno se comprometa con su equipo  a trabajar mancomunadamente con toda la ciudadanía en Colombia y en el mundo buscando mejorar nuestros conocimientos y proponer  a La Guajira nuevos líderes que permitan mejorar la situación de  cada uno de sus futuros profesionales, es la obligación de los actuales dirigentes  que trabajan en la gobernación y en las distintas alcaldía en  nuestro territorio.