¿A quién le daremos el poder esta vez? ….

Como ya lo he expresado en otras ocasiones en este medio de comunicación estamos ad portas, de nuevos procesos electorales, regionales y a nivel nacional,  lo anteriormente  expresado he decidido traer a colación porque  me  resulta  en  lo personal absurdo el amor y la supuesta preocupación que  profesan  algunos  de los congresistas, precandidatos y de mas líderes políticos por el departamento de La Guajira, que de un momento a otro han decidido manifestar en plena-rias del Congreso, redes sociales y hasta por medio de comunicaciones,  su  sentido de pertenencia y empatía, lo raro es que son los mismos que ostentan el poder  o  lo peor que ya tienen curules en diferentes corporaciones y que aún no se puede ver  reflejado  su  gestión  gubernamental  para el que fue elegido  por  el  pueblo,  nos entristece  saber  a  nuestro Departamento    sumido  en la pobreza y el abandono por falta de voluntad política de sus dirigentes.

Pienso que realmente hay personas que ya debería dejar de dárseles el poder, muchos de estos ciudadanos que dicen llamarse políticos manifestando  tener  deseos  de cambiar la realidad que vivimos el pueblo guajiro, resultan ser un fraude, al primer indicio de poder venden y rebajan sus principios valores y lo peor andan sin brújula moral. Hablo de los mismos que solían saludar a sus vecinos coterráneos que eran humildes y trataban con todas las personas sin tener rango social pero el poder que se les otorgó al parecer los transformaron en seres casi levitantes porque al caminar parecen no pisar el suelo. 

Exhorto  a  todos  a  que reflexionemos  para  el  momento de volver a otorgar el poder político y las sendas de  nuestro  Departamento, analicemos  muy  bien  esa decisión. Contamos con autonomía,  somos  libres  de elegir  candidato  o  dirigentes  aspirantes a cualquier cargo público electo por voto popular  de  nuestra  preferencia, evitemos reincidir en los mismos errores y analicemos en detalle quien merece nuestro voto de confianza. 

Recientemente leí en un medio de comunicación que el Senado va a sesionar en la ciudad de Riohacha ¡pero que propició! ¿Por qué no lo hicieron antes? Vienen nuevamente a pescar en río revuelto, como lobos vestidos de ovejas, mientras que los líderes políticos de La Guaji-ra si así se les puede llamar, esperan oír la mejor oferta financiera para apoyar una candidatura o campaña política.

Pensaría que en nuestro Departamento  aún  existen personas que pueden  hacer mucho por nuestro pueblo, que se mantienen firmes con propósitos  de  mejorar  las condiciones actuales en los temas de educación, salud, desarrollo  económico,  entre otros, que tienen clara sus aspiraciones,  sí puede cambiar La Guajira, lo necesita  un  cambio  generacional de nuevas políticas, es hora que después de 33 años  este  Departamento cuente con un senador que nos represente, demos  la oportunidad a un guajiro, para por lo menos  tener

a quien reclamarle que no ha hecho nada por el pueblo, los senadores actuales y  los  aspirantes  de  otros departamentos  no  tienen ningún compromiso con La Guajira.

Aclaro no estoy haciendo campaña a ningún precandidato al Senado ni a la Cámara de Representante, ¿estoy  solo  haciendo  una invitación a preguntarnos a quién le daremos el poder esta vez?…