Alcalde buena esa, pero….

Aplaudo la determinación del alcalde al decretar el toque de queda porque estoy convencido que es la única forma como la gente entiende que hay que defender la vida, pero también he analizado algunas situaciones que aliviarían un poco a los que no tienen la dicha de tener la nevera llena y la despensa full para aguantar 2 o 3 meses sin tener que mandar a comprar nada. Se deben permitir la aperturas de las tiendas, donde los que no tienen tarjetas débito o crédito, fían y le apuntan en el cuaderno y los grandes centros comerciales y prohibirles la venta de licores; en eso hay que ser drásticos y la Policía revisar los domicilios y al que le encuentre licores sancionarlos. Así se contribuye a desaparecer ese rubro costoso y la platica rinde más y se puede hasta ahorrar. Lo digo porque en una ida a Mi Futuro y Jumbo pude observar que todos los carritos iban bien aprisionados de tragos de todas las marcas, que copaban más del 50% del mercado que llevaban. Que los centros comerciales, los estancos, las droguerías y las tiendas no vendan licores y nuestros hijos y nietos no se tomen un solo trago, sería el mejor regalo y homenaje que les podrían hacer a sus padres en su día.

¡Qué horror! Qué irresponsabilidad e indolencia las de las EPS, conozco casos de personas que tienen más de 20 días de haberse tomado las muestras para el Covid y todavía están esperando los resultados, no hay razón para que Sanitas y Colsanitas demoren más de 5 días para dar ese resultado ya que por razones de economía tienen que mandar las muestras a Bogotá habiendo aquí laboratorios autorizados o haber hecho un convenio, de ser posible, con la Secretaría de Salud departamental que ha demostrado eficiencia y calidad y dan los resultados a los 2 días. No, primero la plata, sin importarles la desesperación, la angustia y la agonía de sus afiliados, que desean saber si están afectados o no por ese bicho. Los responsables esperamos encerrados otros cansados de espera se van a la calle a que los infecten o de pronto, sin saber, por qué son asintomáticos a fregar a los demás. Quién los obligará a entregar esos resultados en el menor término posible.