Alma máter, claustro de formación de La Guajira

Diciembre 5 del 2009, fue ese día en que culminé mis estudios profesionales en un claustro educativo en la Tierra de Compositores,

la oportunidad de por fin ser licenciada después de ser Normalista Superior de la Normal de Uribia, este claustro aunque en su momento no llenaba mis expectativas, fue esa puerta abierta a mi crecimiento profesional, pues su apariencia física me desmotivaba, al llegar a él me sentía aún en un colegio envejecido del Estado, realmente en esos momentos no era agradable llegar, sin embargo, este sentir lo cubrían un poco mis profesores de cada semestre, quienes a pesar del abandono institucional o la falta de pertenencia de quienes tuvieron la oportunidad de administrarla, no llenaron los requisitos, pero ahí estaba mi seño Fabiola González, con el glamur que le caracteriza ante todo, sus significativas lecciones de crecimiento personal y de vida; también estaba Algemiro Amaya con su acertada orientación sobre administración y así cada uno de mis maestros catedráticos, quienes me permitieron aceptar estar en este claustro de formación técnica profesional, ellos lo hicieron significativo, lo daban todo por sacar profesionales de calidad, por lo menos en mi lo lograron.

10 años después de haber salido graduada y profesional, la única de mi promoción y programa, he visto grandes cambios significativos en esta que fue una de mi casa de formación, no se puede negar y desconocer que Luis Alfonso Pérez, más conocido como ‘Poncho’ Pérez, quien también es egresado de este maravilloso Infotep, ha mostrado no solo una excelente administración, sino un sentido de pertenencia y respeto por dicho claustro.

‘Poncho’ Pérez ha cambiado la imagen de este lugar educativo, estructuralmente y administrativamente, tanto es así que el Infotep ha incrementado el número de técnicos formados en alta calidad de formación y preparación para servirle no solo a San Juan sino a La Guajira, aunque muchos digan lo contrario, hoy siendo 4:15 p.m., sentada en mi balcón, disfrutando de un suave viento que acaricia mi rostro, puedo pasar por el Infotep y su imagen ya no es aquella que recuerdo, hoy tiene talla de claustro de formación profesional, donde transitan a diario más de 2.000 mil estudiantes proveniente de diferentes puntos de La Guajira, generando empleo directo e indirecto.

Con la existencia del Infotep, San Juan y La Guajira tienen la oportunidad de brindar capital humano al servicio de la sociedad, son 40 años de existencia capacitando para el trabajo y evitando más delincuentes para el país, felicito a mi casa, el Infotep, a sus maestros, administrativos y estudiantes, por estos años de existencia y por los que vienen, agradezco haber hecho parte de este momento especial, en el que se conmemoraron los 40 años de vida jurídica e institucional, hoy 10 años después de haber pasado por esa alma máter, celebro en reconocimiento que ella quiso galardonarme como egresada destacada en cultura y arte.

Son las 6:15 p.m. y le digo a ‘Poncho’ Pérez que siga adelante, que la respuesta siempre seremos los egresados y nuestro aporte constante a la sociedad.

Ya casi salen las estrellas, amo verlas desde este punto, donde el mismo viento aun juguetea con mi cabello y me invita dejar por un momento mi equipo electrónico.